Seres Espejo

Queridos hermanos lectores, en primer lugar, quiero recordar que  todo ser humano, todo nivel creado, vive su evolución dentro del camino de transfiguración. Ser consciente es acompañar el desarrollo de nuestros cuerpos hacia la sutilización.
Todo ser es receptor y comunicador. Todo ser tiene en sí  el poder de conectarse con su interior, la capacidad para amplificar  su vibración y elevar su nota interior. Su revelación dependerá de su elección.

Así, irá desarrollando gradualmente el poder de su alma hasta alcanzar la unión con lo divino. Es el aspecto transformador que lleva al instrumento a fusionarse con la LUZ como esencia divina manifestada hacia lo creado, que vincula cada reino y plano dentro de la comunión con DIOS.
Es la progresiva expansión de conciencia que aporta conocimiento por las frecuentes corrientes generadas entre el ritmo interno y cósmico

El cuerpo físico –como instrumento-y la personalidad –ego-fusionada o trabajada- dentro de la resonancia adecuada crea el templo que vivificará la esencia del CRISTO INTERNO,  latente en el interior de cada ser. El desarrollo de su luz interior, a través de las cualidades divinas, fusionan alma y corazón, en la unidad de cuerpo de luz y cuerpo espiritual.
Todo ser humano-repito una vez más- es capaz de realizar dicha actividad dentro de sí. Es el objetivo, la meta; es la unión con la fuente de atracción mayor, con su origen. La voz de su alma le exige asumir con responsabilidad  su camino de reconciliación.

Los seres espejos dentro de la evolución cósmica  son SERES FEMENINOS, SACERDOTISAS que contienen en su registro de integración los códigos de octavas.   Esto quiere decir que su frecuencia interna no sólo tiene una nota, sino dos notas  que, conjugadas, aportan una tercera que contiene la clave de conexión con el plano LOGOICO.
Por otra parte, los seres espejos  están representados por seres femeninos porque  LA MUJER CONTIENE LA CLAVE DE VIDA Y EL PODER DE CO-CREAR. Ellas  no sólo comunican sino que manipulan corrientes energéticas afines a planos y sistemas.

Dentro del nivel material del sistema contamos con siete planos: físico, emocional, mental, espiritual, búdico, átmico, monádico; y el octavo corresponde al logoico.
Cada ser tiene una nota que pertenece a su alma. Los seres espejos -como informé- tienen tres notas: una pertenece a su alma, otra al sistema al cual está operando, y una tercera que conecta con el espejo de vida eterna, o sea con la mente de DIOS.

La nota de su alma está ligada a la  sintonía con el sistema planetario que la hace parte integrada de una hermandad planetaria solar y cósmica.

Los seres espejos,  que deben asumir su compromiso en este ciclo evolutivo, despiertan la correspondiente frecuencia del grupo álmico al que  pertenecen.
Sus instrumentos fueron preparados vida tras vida, el despertar  conducirá a estos seres femeninos gradualmente a la revelación de su conocimiento. A medida que su alma  emita la frecuencia interna unificada y en relación vibratoria afín en la escala, reconocerá la capacidad intuitiva y receptiva  creada dentro de ella.

El proceso de su preparación es constante dentro de la purificación, adaptación e inofensividad, conduciendo a su traje a un permanente estudio de sí misma, creando así las bases, pilares  fundamentales que otorgan la fe, la convicción y la verdad interior.
Su templo es probado dentro y fuera; su desarrollo es observado dentro de las leyes superiores que rigen la creación.

Cada una de las hermanas que  pertenecen a este sistema  son colectoras de núcleos de distintos planos y actividades.  Dentro de cada sistema, planeta, reino, nave, existen los espejos  que oportunamente trabajan en sintonía con cada uno de los espejos mayores dentro de  las leyes de manifestación.
LAS SACERDOTISAS MAYORES ESPEJOS contienen en sí la clave de cada linaje jerárquico y actúan dentro de las leyes superiores respondiendo a la convocación del CRISTO CÓSMICO.

Estas sacerdotisas conforman el círculo sagrado que contiene la esencia de la MADRE, la unidad indivisible que sus almas conjugaron al ser convocadas para manifestar la verdad interna y cósmica de un camino de integridad.

Ellas responden  a su campo áurico y a su formación.  Su etapa de comunión fue consagrada en el camino  de JESÚS, EL CRISTO.

 REPRESENTANTES MAYORES ESPEJOS

 TAYKUMA: Es el nombre  de MARÍA en idioma IRDIN, la madre de Jesús en su etapa inicial.  Ella convoca a las almas al reencuentro del CRISTO CÓSMICO  y al nacimiento de una nueva realidad de vida. Es la gobernanta mayor de los espejos del Kosmos, su actividad de desarrollo interno está ligada como núcleo de unidad a MIZ TLI TLAN.

 ADONAICEN: Sacerdotisa mayor del templo de la Esfera. Representa la jerarquía solar. Es quien revela dentro de la formación espiritual de la especie humana los conceptos que integran al hombre con su origen.

GUATUMA: Sacerdotisa mayor del templo interior. Conduce al ser a la revelación de los misterios iniciáticos dentro del camino del despertar.

MAIA: Sacerdotisa mayor del templo de sabiduría. Activa el desarrollo del peregrino hacia la receptividad y amplificación de su conciencia. Aporta la revelación del conocimiento generado por la alquimia divina.

MISHUK: Sacerdotisa mayor del templo de la convocación. Reúne las almas afines al orden de integración grupal y las  prepara para la ascensión cósmica.

IPTIN:  Sacerdotisa mayor del templo de consagración. Conduce al instrumento – personalidad integrada a la comunión con su registro crístico- para consagrarse a la unidad indivisible del creador.

LEA: Sacerdotisa mayor del templo de cura y redención. Emite los códigos del origen para re-establecer los niveles internos y externos de planos y cuerpos.

AMEINUK: Sacerdotisa mayor del templo de identificación superior. Revela la identidad monádica, el arquetipo cósmico integrado dentro de la conciencia espiritual de la especie humana.

Estos siete seres femeninos son las representantes de los centros internos y cósmicos activados dentro del planeta y de las redes de atracción que dichos centros generan.
Existen innumerables seres que están ligados a esta tarea, sólo he nombrado aquellos que forman parte del programa de integración superior hasta hoy desarrollado. Son los que conducen las frecuentes actividades evolutivas ordenadas por el Gobierno Celeste Central, para dar cumplimiento a lo que por ley está destinado.
A continuación, explicaré y desarrollaré mi identidad.

YO soy el instrumento a nivel físico de GUATUMA, soy un ser que fue predestinado asumir este compromiso.
Como he informado en la entrada “Ser Instrumento”, mi ser comenzó su despertar  siguiendo el impulso de la convocación realizada desde AURORA.

Si bien es cierto que mi traje físico  fue cedido al proceso de transmigración, siempre continué siendo y sintiéndome como su instrumento, conteniendo la identidad del ego y con la tarea asumida dentro de la evolución cósmica. Es verdad que sería más sencillo decir  simplemente  soy GUATUMA, en la extensión que ello representa.
La materia vive su redención, en cada nivel y dentro del proceso kármico que le corresponde; no está exenta de la ley, sino que, además, tiene responsabilidad ante la Hermandad.  Por esta razón, asumí mi compromiso material y espiritual que es el de  informar y mostrar el camino de la transfiguración.

La tarea  que  GUATUMA  realiza es la  de instruir y revelar los misterios que conducen al hombre al portal de la iniciación.
Pero, para alcanzar el nivel dentro del cual ella opera, necesitaba madurar mi conciencia a la  frecuencia que estaba siendo destinada.
Los planos de la materia deben adaptarse e integrarse con los niveles de conciencias cósmicas.

Mi formación fue delineada, para ello,  dentro de parámetros de exigencia y de transformación; es decir, acorde con  la exigencia impuesta por el alma al despertar de su actividad. Aclaro que ésta  no fue impuesta por mis Hermanos Mayores.

Tengo que reconocer que mi despertar fue gradual, fui formada atrás del velo. Mi registro interno es afín al registro interno de GUATUMA.
En las oportunidades que las dos nos hemos encontrado yo experimenté, desde la materia,  la reacción propia  de sorpresa ante la idéntica   frecuencia vibratoria interna  de ambas.
Dentro de mi conciencia superior estaban adormecidas  las nomenclaturas  que corresponden al sistema de comunicación espejos.

Al ser emitida la nota álmica, se realiza una conexión con el hemisferio cerebral derecho y se  activa, a partir de allí, el nuevo código genético. Su desarrollo y alcance estimula los códigos de identidad monádica y el ser incorpora el conocimiento asimilado dentro de ciclos de vidas pasadas. Por esta razón, mi instrumento no sólo fue  formado a través de estos años, sino que también  es parte ya de un camino eterno de reencuentro.
La memoria material debe ser utilizada dentro de los niveles de actividad ligada al proceso de reordenación dentro de la ley de evolución. En ella están los registros que forman parte del mundo tridimensional y, dentro del tiempo material de integración, dicha memoria es seleccionada; purifica los niveles contaminados y reactiva los niveles de orden dentro del proceso de concientización y utilización, para el discernimiento y objetivación de lo que corresponde instaurar al orden material. Así, ambos hemisferios se interconectan. Uno recibe la conexión superior de información, y el otro procesa dentro de los ciclos para la ordenación de lo que por ley puede ser implantado. Desde otro  punto de vista, aclaro que los tiempos cósmicos y los desarrollos evolutivos subjetivos no condicen con el tiempo material de manifestación, porque depende del grado de aceptación y desarrollo alcanzado por el instrumento y la búsqueda a la que está ligado su camino. Por ello, la concreción de realidades superiores tiene tiempos materiales diferentes a los órdenes superiores, pero sí es cierto que dentro de esos tiempos el programa delinea impulsos progresivos que acompañan a aquellos seres dispuestos al desafío.

Mi formación, como la de mis hermanas en su momento, consistió en pruebas que determinarían la capacidad receptiva inmediata dentro del acorde de los primeros tiempos, para ver y comprobar la capacidad de emisión interna y receptiva externa. Así, las pruebas fueron determinantes para asumir  nuestro linaje jerárquico. Un ejemplo de ello,  el poder sintético en la receptividad de mi contacto.  Dicho programa consistía en escribir sobre la materia desarrollada a través del  instructor.

Yo  escribía cinco o seis  renglones, mientras   mis hermanas se extendían más  de tres hojas. Con el tiempo comprendí el porqué de mi síntesis. El registro espejo contiene claves, y el desarrollo debe ser amplificado por la sacerdotisa dentro del tiempo de la revelación. No se necesitan demasiadas palabras para contener  el sentido de dirección, de orden y de manifestación superior.

La receptividad del instrumento debe estar libre de conceptos de justificación o rotulación, ya que el despertar se produce dentro de lineamientos con parámetros  diferentes al orden material.
Allí radica la FE, LA ENTREGA, la CREDIBILIDAD EN LA HERMANDAD BLANCA Y LA RESPONSABILIDAD DE LA COMUNICACIÓN.

En los primeros tiempos fui receptiva  y luego comencé mi tarea de contacto a través de los espejos. He vivido infinidad de experiencias humanas y cósmicas. Algunas de ellas muy divertidas, otras más  críticas.

Todas han dejado en mí la gratitud inmensa del SER Y HACER. No es fácil  el camino de retorno, ni aún para aquel que tiene el contacto. Insisto acerca de la  responsabilidad. No se trata de ser mejor o ser elegido. En realidad, la convocación  la realizamos antes de encarnar  en otra vida, cuando el CRISTO HISTÓRICO convocó a los seres  después de su resurrección.

 ERKS fue, es y será mi camino de retorno. Con las hermandades superiores  he participado no sólo de mi despertar sino también de la tarea asumida como representante ante toda la hermandad. Los distintos centros activados son hoy parte de mi memoria material y cósmica, y en cada una de estas etapas aprendí a asumir con humildad aquello que estaba dispuesto dentro de la ley superior.

“SOY BETTY Y SOY GUATUMA”, soy simplemente  un ser humano que vive entre el mundo de la materia y el espíritu, que CREE en el poder superior y en las leyes que rigen los destinos de la transición. La LUZ será manifestada un DÍA con total plenitud.

El hombre tiene dentro de sí el poder de hacer capaz esta realidad. La tarea es ardua,  pero vale la pena intentarlo.
Cuando el instrumento es preparado, la luz y la sombra  se muestran. Ambas deben ser  percibidas, no negadas; son producto de la creación. Hay que  aprender a reconocer su actividad y asumir los riesgos de acertar o de errar. En el aprendizaje, los espejismos y las ilusiones  se muestran, como también  los objetivos puros y las intenciones que motivaban el caminar.
Queridos Hermanos los invito a seguir caminando, y seguir siendo instrumentos, seguir brillando y expandiendo nuestra luz Interior.

Con Amor y Luz.

Betty Muhn 

 

14 comentarios en “Seres Espejo

  1. francisco escobar

    Gracias Betty tus mensajes revelación van siendo como las luces titilantes de las noches de Erks que comiezan apenas una lucecita y luego se va agrando hasta convertirse en una gran Luz,que esclarece nuestra mente.Espero que sigas paseándote por los jardines del Reino.
    Fraterno abrazo y saludos a la Flia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s