REDESCUBRIENDO EL CAMINO TRANSITADO

Queridos hermanos lectores:

Hoy los invito a re-descubrir el camino transitado;  volver la mirada atrás para así comprender cuanto hemos crecido ante este gran desafío que asumimos siendo simplemente inquietos habitantes de este  mundo llamado TIERRA. 

Dentro nuestro existía un profundo desafío que en momento acallaba las voces externas para  situarnos ante la puerta de una nueva experiencia. El alma daba paso a la inquebrantable necesidad que otorga el conocimiento sagrado. El eterno murmullo entre el pasado y el futuro incierto se acallaron para revelarnos el verdadero tiempo/espacio que abría de conducirnos hacia el despertar.

Es un tiempo /espacio creado por cada uno entre el sentir y el hacer que nos permitió re-encontrarnos. Para llegar a conformar la hermandad de luz de la humanidad.Es por ello que hoy quiero guiarlos desde ese tiempo hasta el actual y más allá que nos habrá de otorgar la ley de retorno.

Somos viajeros incansables, hacedores de la verdadera transformación, capaces de generar y vivir entre tensión-resistencia y transición. Somos individuos y hermandades construyendo el pasaje de la eterna alianza del re-encuentro.

Asumimos estar presentes y conscientes ante la vida y la permanente evolución. Asumimos  el camino de la transfiguración  revelando al instrumento en cada existencia acorde al período de manifestación.

Tenemos conocimiento y por ende consciencia, hemos ido despertando día a día, a través del auto-conocimiento, no somos ya los mismos estamos comprometidos con la vida divina. Con el amor y la verdad. Con el CRISTO CÓSMICO.


Esto  nos hace responsables del accionar constante, del camino elegido y la palabra hablada. Poseemos una memoria activa creando y otorgando alineamiento entre lo interno y lo cósmico para dejar fluir en la realidad que existimos lo que descubrimos en este eterno viaje entre mundos.

La gran esfera hoy recibe los acordes y frecuencias que muchos seres conscientes emiten a través de sus canales, permitiendo traer luz y armonía entre los reinos y los planos creados.

Estos cuarenta años (1976-2016) representan el arduo desafío asumido por la gran hermandad blanca. Insertar al hombre de superficie dentro del holograma sagrado, significa un compromiso mayor. Un constante movimiento entre el deseo que pugna al hombre a ser materia y el desarrollo que lo conduce a ser divino.

Desde la dualidad a la unicidad existe un profundo cambio, que debe no solo conocerse sino vivirse. Para así ser uno de entre la multiplicidad.


Cada reino vivió este desafío y compromiso, cada plano generó su propio nivel de frecuencia y luz, otorgando atracción y reacción. El constante caminar nos permitieron descubrir luz y sombras, para llegar a integrar ambas en el mismo mecanismo que genera el despertar. El día y la noche son parte de un mismo registro que acompañan al hombre en su eterno camino de regreso.

La luz dio paso al conocimiento y la ignorancia fue disolviéndose a medida que fuimos adquiriendo un nuevo lenguaje, todo estaba dispuesto solo debíamos iniciar el camino de regreso. Los portales se abrieron permitiendo dispensar el conocimiento que acompañaría al despertar.


Tenemos llaves, herramientas y legados impresos dentro de los registros internos, descubrimos nuestro nuevo sentir abarcando lo ilimitado, viendo lo creado y disfrutando cada movimiento que otorga el renacimiento.

En estos cuarenta años fuimos recuperando la memoria, conociendo las leyes que rigen el orden divino y nos sentimos partícipes de cada etapa concretada dentro del viaje interno y cósmico.

Cuando el mundo interno estuvo preparado para asumir la conexión con la superficie, se abrió el portal que condujo al hombre a la ciudad dorada. El legado oculto se fue revelando en cada oportunidad que el hombre avanzaba hacia la meta programada.

Entre el ayer y el hoy existe un abismo, si lo observamos en el desafío que implicó el salto, pero si lo vemos por el conocimiento logrado el mismo abismo está lleno de luz y verdad integrada a nuestra forma humana.

Todo se fue construyendo paso a paso, se adquirió experiencia y solidez ante la magnitud que representaba lo trascendente de un renacimiento consciente. Era parte de un mismo destino comprendido a través de cada recodo del camino. Y hoy ante este imponente y majestuoso contenido damos un paso totalmente diferente.


Estamos conscientes y poseemos reflejos de un mundo nuevo, el diseño que buscamos y que se inserta en la forma y modo de experiencia que necesita y desea el ser humano. La paz, el amor y la verdad. Dentro del camino presente.

Los treinta y tres años de Erks  nos condujeron de regreso a la fuente inconmensurable de luz y revelación, la misma produjo la redención y el camino se transitó con decisión.

Por encima de todo lo vivido lo más importante fue el re-encuentro  con el conocimiento de la alianza eterna, el compromiso de ser partícipes y por sobre todo ser instrumentos de manifestación divina.

Se nos condujo del alfa al omega, se nos permitió re-vivir las enseñanzas otorgadas por el CRISTO HISTÓRICO. Fue éste el camino inicial el que emprendimos hace 33 años, entre los cerros hasta llegar a orillas del río. Era allí donde dio comienzo nuestro destino y nuestro retorno, conjuntamente con nuestro compromiso de SER.

Por ello así como hace 2016 años, el CRISTO RESUCITADO nos convocaba a esta alianza eterna a orillas del JORDAN.  Así lo volvíamos asumir a orillas del río que cruza en la superficie  lo que representa el MUNDO INTERNO- ERKS.


Nada es casual, todo posee causalidad y en cada etapa existe un despertar, un llamado y una nueva afirmación del camino a transitar.

Seguimos siendo humanos y seguiremos transformándonos en seres íntegros. En cada uno está la elección y el libre albedrío, solo se necesita percibir el sonido interno aquel que emite el alma cuando se aquietan lo sentidos del cuerpo y se une la tierra  y el cielo  en eterna realidad.

Durante estos 33 años nos fuimos creando, comprometiendo, descubriendo. Vivimos momentos totalmente humanos y plenamente divinos. Recuerden son ambos no nos divorciamos somos UNO  y la multiplicidad de formas y de aceres que existen dan vida y constante aprendizaje al hombre que busca su verdadera identidad.

El mundo interno tiene un lenguaje que fue despertando sensibilidad y permitiendo modificar frecuencia. Este mundo estaba dentro nuestro tratando en todo momento de hacerse notar, el impulso y la intrepidez que generó el llamado dieron paso a este encuentro de percepción.  El espejo de LAPIZ LÁZULI  genera el movimiento de transmutación material creando a su tiempo la fricción para depurar y revelar lo sagrado que guarda el instrumento.

La luz se manifestó creando el impacto acorde al registro de una nueva conexión.


Y entre los cerros por el valle el compromiso dio paso al encuentro en comunión. Los ciclos marcaron cada etapa trayendo la revelación y por ende el conocimiento superior.

La gran espiral fue conformando lo interno, lo externo y lo cósmico. Estableciendo las correctas nomenclaturas que abrían de servir a nuestro despertar.

El movimiento fue constante, permanente, en momento casi imperceptible y en otros transformadores. Cada etapa representó un desafío y una entrega, cada camino un aprendizaje y por ende una experiencia enriquecedora.  Todo fue gradualmente integrado, nada escapó a la ley de retorno.  Éramos y somos hermanos/as en una misma barca hacia el encuentro del maestro, del Cristo Cósmico-SAMANA.

Erks  reveló cada etapa de este gran diagrama interconectado entre lo interno-lo humano y  lo divino a ser integrado. Las esferas internas se activaron con el correr de los años y cada una de ella trajo consigo la nota que determinaba el conocimiento a ser adquirido.

La tierra iba viviendo este nuevo impulso y entre las esferas del orden sagrado ya se creaba la red que contendría el nacimiento de una nueva tierra y una nueva humanidad consciente.


Hoy no podemos decir que no tenemos conocimiento, que no sabemos del salto cuántico.
Ya estamos dentro del tiempo/espacio,  estamos transitando la cuarta dimensión y avanzando hacia la quinta dimensión  y por ende hacia el quinto reino.

Existe un orden divino  que impera sobre el movimiento y accionar de la tierra y sus reinos. El hombre debe aprender a ser consciente de su accionar.

La  HERMANDAD BLANCA lo acompaña en su despertar, no le regala absolutamente nada simplemente le enseña a recuperar su propia memoria para así RETORNAR.

Hago mención a esto, ya que las palabras de SARUMA siempre fueron “ERKS,  ES EL ENCUENTRO DE REMANTES SIDERALES, LLEGAR A ERKS ES LLEGAR A LA UNIVERSIDAD DEL KOSMOS Y AL RE-ENCUENTRO DE SU PROPIA HERENCIA”.


Se entiende como herencia  el compromiso de la alianza eterna y el conocimiento adquirido en cada ciclo de vida humana. Sería para nosotros recuperar el DARHMA.

En el largo río de la vida   fuimos transmutando nuestra naturaleza para llegar un día a ser transfigurados por la luz divina del conocimiento integrado.

Las llaves fueron entregadas, los portales fueron abiertos y los pasos de tantos hermanos/as fueron llegando ante el altar que aguardaba.

Existen en cada uno de nosotros un código que aguarda ser activado, cuando éste mantenga la frecuencia la intensidad y la atracción con el origen se ha de revelar y entonces en ese instante la luz se expandirá.

No está determinado por un esfuerzo físico, sino por un conjunto de frecuencias que emite el cuerpo integrado, el poder del AMOR permitirá crear la melodía de unidad y el cuerpo será LUZ.

Para aquello hermanos/as que conocen el mundo interno,  que recorrieron la superficie, que conocieron los vaivenes de la existencia y los encuentros programados por la alianza eterna simplemente les digo: “Estoy con vosotros, re-descubriendo un nuevo tiempo/espacio dentro del gran compromiso que me acompaña a estar con todos vosotros unidos”.

Con amor y gratitud.

Betty

 

6 comentarios en “REDESCUBRIENDO EL CAMINO TRANSITADO

  1. Gracias Betty es hermoso y a leccionador este mensaje además nos recuerdan las palabras de Saruma cuando decía Erks es como una universidad de Cosmos y en esta universidad hasta el Decano asiste a clase.Gracias y saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Betty ,estuve en tu sasa el lugar elegido en noviembre del 2015 compartiendo un hermoso atardecer en la cunbre del cerrro que esta en tu casa,te agradesco esos momentor de paz y de contacto con los hermanos de Erks. Me dustaria
    volver en breve a tu casa y continuar con tu mensaje y enseñansas, Muchas gracias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s