TRANSITANDO EL CAMINO DE UNIDAD.

Queridos hermanos lectores:

En primer lugar quiero hacerles saber lo siguiente: cuando me refiero a los signos zodiacales  lo hago de manera precisa, delineada bajo los aspectos revelados por la Hermandad Blanca en el año 2003, en un diagrama que incluyo en este encuentro. El mismo está editado en mi segundo libro “Integración y Trascendencia”.

El diseño transmitido en forma onírica; habla de puertas que se interconectan utilizando los signos astrológicos como referente del proceso electromagnético. Permitiendo de esta manera comprender como actúa el nivel solar y lunar dentro del tiempo/espacio y dentro de la transformación material planetaria/humana.

Como ya saben la luna llena irradia un 8 % de la luz del sol, permitiendo crear una frecuencia acorde a los niveles evolutivos que desarrollan, cuerpo/ alma/ mónada, de esta forma  cuando el sol entra en el cada campo energético  de cada  signo impulsa una corriente de mayor intensidad estableciendo las reacciones y tensiones necesarias para oportunamente vivir el salto cuántico.

A partir del año 2013 hemos ido desarrollando nuevos niveles de conexión, dentro de ciclos mayores a nivel frecuencia y menor tiempo. Esto es energía cuántica.  Todo ello producto de las  octavas  que conforman y otorgan una mayor proximidad del registro vibratorio  dentro del tiempo que vamos viviendo. (Al final del texto colocaré el diagrama).

Hoy deseo contarles porqué se denomina  CAMINO DE UNIDAD.

Este año como ya les he comentado se cumplen 32 años de ERKS,  para mí es muy significativo; y por ello deseo compartirlo así comprenden cómo vamos integrando el conocimiento y acercándonos cada vez más al RE-ENCUENTRO.

En el momento que Saruma deja la naturaleza humana, yo cumplía 32 años, asumir el camino y la continuidad fue el desafío que implicaba avanzar. Hoy comprendo como el CIELO Y LA TIERRA conspiran para que cada ser pueda vivir, crear, sentir y formar parte de esa unidad mayor. A la que pertenece y a la que debe retornar.

La síntesis llega para darnos cuenta cuanto recorrimos y para otorgarnos el nuevo impulso hacia lo que aguarda adquirir dentro del tiempo que debemos transitar.

Por otro lado, hoy yo tengo la edad que tenía ANGEL cuando asumió el compromiso junto a la HERMANDAD BLANCA. Con él (Angel/Saruma) hicimos un camino, el mismo entre cerros hasta llegar al río. Hoy puedo entender lo que esto significó. Nuestra Alianza fue a orillas del Río Jordán, el compromiso de ESTAR PRESENTES, el pasado y el presente nos volvía a colocar nuevamente en el mismo lugar, pero habiendo creado con fe, confianza y aceptación un camino de ascensión y descenso hasta llegar al lugar indicado por los hermanos mayores.

Hoy todo cierra o tiene un matiz distinto, la gran espiral nos lleva hacia dentro y fuera, permitiendo comprender lo que designa el tiempo para que el hombre avance sin temor al encuentro de lo que aguarda para SER CONSCIENTE de su propia divinidad.

El contacto, las enseñanzas, las experiencias y el constante caminar; nos permitieron re-encontrarnos, vivir lo diferente, hallar lo nuevo pero recordando lo que habíamos dejado y lo que debíamos adquirir dentro del tiempo hoy programado.

Así fuimos siendo quienes somos, simplemente seres humanos, conscientes de un compromiso que nos volvía a colocar ante el gran desafío de aceptar el camino y la verdad.

Hemos madurado, nos fuimos consolidando como instrumentos, porque cada experiencia nos dio el sentir y el saber para continuar buscando dentro de nosotros mismos la identidad de nuestra propia realidad material/divina.

El camino no fue exigido, no se impuso, solo sentimos la necesidad imperiosa de encontrar; quizás en aquel momento no sabíamos muy bien “qué”, pero hoy si tenemos más consciencia de lo que verdaderamente SOMOS.

No hemos cambiado de identidad, seguimos teniendo la misma personalidad, modificada por cierto, lo que cambiamos fueron hábitos, formas pensamientos creados por las incertidumbres y los miedos. Pero fuimos siendo capaces de vernos, desde la luz y desde la sombra, porque el mayor desafío era aceptarnos tal cual éramos.

Ahora sabemos que SOMOS NOSOTROS MISMOS, que ese ha sido el mayor desafío,  que sentimos, que vivimos, que buscamos, que deseamos y aspiramos revelar lo que el alma nos otorga en cada DESPERTAR.

Ha sido un largo camino de encuentro con vosotros hermanos de la tierra, con los hermanos intra-terrenos y  del kosmos, con todos aquellos que conforman esta gran hermandad del cielo y la tierra.

El camino nos dio pruebas suficientes para darnos cuenta de lo que significa SER, SENTIR Y SERVIR;  dentro del tiempo/espacio, comprendimos: el tiempo si bien es relativo, nosotros debemos crearlo para vivir lo nuevo, para crear el ESPACIO dentro de nosotros y para así anidar las nuevas semillas que conducen a la INTEGRIDAD.

Hemos madurado dentro de los acordes que inter-conecta el orden divino y que crean las octavas. Nos fuimos reconociendo en cada etapa, y lo maravilloso fue aprender a compartir cada enseñanza. Los sonidos, las luces y el aroma de los geranios nos acompañaron en cada recodo que marco el camino hacia casa.

Cada encuentro fue distinto y cada ser sintió aquello que deparaba su llamado.

Hoy se abrió un nuevo camino, el 2do camino, denominado de Unidad. Estamos convocados todos a transitarlo, a sentirlo y a integrarlo, el nos conduce a la ascensión y la transformación, dentro de todos los parámetros que otorga el camino de retorno.

Es una forma de vivir el nuevo contacto, comprendiendo que somos instrumentos, que simplemente debemos seguir siendo humanos/conscientes/despiertos para ayudar, para irradiar, iluminar e integrar lo que determina el camino de la VERDAD, del CRISTO CÓSMICO.

Este año tiene como consigna asimilar una corriente electro-magnética de mayor nivel, producto del proceso vinculado a la LUNA ROJA.  Como he informado la relación con las aguas y con la SANGRE determina el proceso que no dirige el hombre, sino que acompaña solo desde la vivencia y el despertar. Ya que todo ello está relacionado con el ORDEN DIVINO, creando los impulsos de ascensión y transformación que requiere el tiempo de HOY.

Dentro de IKI SHAMUAIKA “El Lugar Elegido”  hemos observado el eclipse, en el área designada a la MADRE. Fue éste el marco maravilloso planetario que nos permitió vivir toda la ceremonia interna y cósmica de un camino mayor.

Como han apreciado la tierra, fue ascendiendo gradualmente, hasta completar totalmente la luna, permitiendo observar la tonalidad rojiza.

Dentro del ámbito que nos encontrábamos los sonidos del llamador de ángeles, movido por los vientos y el sorprendente sonido de pájaros (inusual por las noches), llamaron nuestra atención, cuando la luna estuvo completamente cubierta por la tierra, se detuvo el viento, el silencio era total y la maravillosa luminosidad del camino del cielo permitía contemplar extasiados el momento de comunión entre el mundo de la tierra y la presencia de toda la hermandad.

El camino está dentro de uno mismo, es parte del nuevo nivel que ha de conducir al hombre a su regreso al hogar, a la unidad, al sentir de lo que busca en este tiempo de OPORTUNIDAD.

Aquí existe ese camino a ser transitado para acompañar paso a paso las nuevas enseñanzas que a de revelar la GRAN HERMANDAD BLANCA.

Juntos iremos viviendo ese nuevo tiempo/espacio, en cada encuentro iré contando cómo vamos creando este contacto, en lo interno y en lo cósmico.

Con gratitud y amor.

Betty

Diseño de los portales interconectados:

12068021_10207904618995316_2121298599_n

5 comentarios en “TRANSITANDO EL CAMINO DE UNIDAD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s