LUNA ROJA

Queridos hermanos lectores.

Estamos transitando un ciclo maravilloso, de enorme oportunidad, de verdadera transformación.  Los acordes crean la melodía y la luz entrelaza los hilos de plata para despertar las nuevas frecuencias del camino hacia el altar.

Los eternos peregrinos avanzan buscando la verdad, el re-encuentro y por ende la PAZ.  Todos estamos invitados a participar, todos tenemos la posibilidad de asimilar la gracia que hoy se derrama desde la inconmensurable potestad.

Ha llegado el momento de unir el pasado y el presente  para darnos cuenta de lo manifestado y otorgado por el CRISTO en su camino histórico, y así apreciar las señales  marcadas a través del tiempo/ espacio para conformarnos simplemente en seres conscientes de la fusión que representa lo humano y divino en este RETORNO y RE-ENCUENTRO.

Intentaré expresar correctamente mi sentir, para así acompañar este camino de trascendencia.

Hoy estamos viviendo desde lo interno y cósmico un proceso nuevo, quizás desconocido por el hombre como naturaleza dentro de la experiencia que conlleva la evolución.
Como almas estamos reflejando y asimilando todo este caudal de luz y gracia otorgado desde la esfera mayor.

Estamos transitando el CAMINO DE UNIDAD, un nuevo ciclo marcado por el hombre al despertar y reconocer que el mismo debe ser un INSTRUMENTO DE VIDA, DE AMOR, E IRRADIACIÓN.

Es la etapa que consentimos asumir, como humanidad, como hermanos, como hermandad. Adquiriendo un nuevo nivel de percepción, de conexión y comunión, dentro del tiempo y orden previsto a nivel SOLAR.

Todos sabemos que transitamos el tiempo SOLEX, origen y existencia dentro del tiempo evolutivo que enmarca la posibilidad de SER, SENTIR Y SERVIR.

Por ello debemos comprender todos los signos que conformaron las enseñanzas y determinaron el camino del CRISTO HISTORICO.  Vosotros ya habrán comprendido que son REMANENTES, AUTOCONVOCADOS, que forman parte y son partícipes de este gran diagrama divino. Asumieron la ALIANZA ETERNA, el compromiso de ESTAR PRESENTES, de SER CONSCIENTES, de lo que significa DAR Y RECIBIR este impulso que vitaliza y crea al HOMBRE NUEVO.

Muchas veces he transmitido a vosotros que las enseñanzas reveladas por la GRAN HERMANDAD BLANCA contienen la simiente del CRISTO , origen y fin dentro del proceso que lleva al hombre a su gran destino “SER DIVINO”.

Si bien ustedes mismos han de comprender que no es un fin o conclusión de un proceso, sino un constante y eterno camino de evolución que le ha de permitir al cuerpo y al alma vivir la INTEGRACIÓN.

Desde el INICIO se ha hecho referencia de la modificación genética que va desarrollando el hombre/el cuerpo, en cada etapa que determina el camino mayor, la trascendencia y el despertar.

Se hablo del código genético el ADN que corresponde a la naturaleza material y, también se hizo referencia del código de transición denominado GNA. Es mismo está relacionado con el aumento de la frecuencia luz, generada por el impulso de las corrientes de agua de nuestro propio cuerpo, permitiendo de esta manera que nuestro cerebro y nuestro corazón acompañen el proceso de revitalización, estableciendo con ello el aumento de LUZ INTERIOR.

Cada impulso permite al hombre que busca su origen y su camino de unión, conformarlo en un catalizador y posteriormente al despertar su propia fuente  será un INSTRUMENTO CAPAZ DE IRRADIAR E ILUMINAR su camino, su templo descubriendo que forma parte de templo mayor.

El Cristo Histórico dijo: “YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA ETERNA”.
A él seguimos, a él buscamos, a él INTEGRAMOS. El es la LUZ, EL AMOR, LA VIDA MISMA. Es el parámetro y la estrella guía que colma de bienaventuranza a los que siguen su camino.
Existieron a lo largo del camino histórico del CRISTO, varios signos que marcaron y marcan hoy el mismo proceso que nos permite a cada ser recibir y vivir lo nuevo.

Recuerden en las bodas de Canaán, la transformación del AGUA EN VINO.
En la última cena, el VINO EN SANGRE.  Y en la cruz, cuando le atraviesa la espada brota agua y sangre de su costado derecho.
Este retorno a la casa del PADRE, ES EN RACIMO “LAS UVAS” somos  los granos de uvas  maduros volviendo unidos en un mismo racimo.
Nuevamente el vino, transformándose en sangre, en una ALIANZA y un COMPROMISO DE AMOR ETERNO.

Las aguas conforman el 70% de nuestro cuerpo, las aguas son las transmisoras de  LUZ, son las que distribuyen cada impulso eléctrico, creando y transformando cada célula/molécula, para dar vida al hombre en su permanente proceso evolutivo.

Las aguas purifican, limpian, otorgan vida, sin ella no podríamos resistir. La sangre forma parte de esta misma agua con otro elemento, otro componente que permite la VIDA y la nutrición de la naturaleza. AMBAS SON PARTE DEL MISMO PROCESO EVOLUTIVO, consolidan y crean y desarrollan al HOMBRE como instrumento de experiencia o como instrumento de manifestación divina consciente integrada.

La luna, satélite de la tierra, tiene la impronta maravillosa de generar transformación. Ella otorga, afecta e impulsa los distintos procesos que recibe la órbita planetaria, permitiendo no solo luz, sino el cambio de las mareas, y los impulsos electro-magnéticos que acompañan hoy el despertar.

Las fases de la luna se modifican cada 7 días, y mantienen el ritmo necesario para impulsar la vida y la transformación constante de cada nivel a ser creado.

Podemos observar el camino de la tierra, bañado por la luz del SOL y el camino del cielo bañado por la luz  de la LUNA Y LAS ESTRELLAS. Conformando el camino de RETORNO.

Por esta razón deseo  contarles lo que estamos viviendo en estos últimos tiempos, entre el año 2013 y 2015.  Y que está relacionado con la LUNA.

En el año 2012 concluyó la etapa de formación dentro del camino que nos permitió descubrir que SOMOS AUTO-CONVOCADOS, REMANENTES, y al haber comprendido que ASUMIMOS ESTE COMPROMISO JUNTO AL CRISTO HISTÓRICO, esta ALIANZA ETERNA.  El camino del DESPERTAR.

Nos permitió por sobre todo RECONOCER AL CRISTO HISTÓRICO. Y al transcurrir de cada etapa fuimos aprendiendo a REVELARLO INTERNAMENTE, fuimos creando nuestro propio espacio para vivir ese encuentro, ese diálogo que fue dándonos a cada uno la certeza, la confianza y la entrega de un largo camino que veníamos y seguimos transitando.

El año 2013 la Hermandad Blanca nos sugirió que recordáramos los tres  aspectos que el CRISTO HISTÓRICO nos había pedido en aquel tiempo. Si bien dos de ellos ya estaban integrados, se habían consolidado en el trayecto de dicho despertar. Faltaba solamente uno, el más IMPORTANTE.

MANIFESTAR AL CRISTO. Esto simplemente nos tornaba en seres capaces de SER INSTRUMENTOS DEL CRISTO. Para ello nuestro camino debía ser vivido y recorrido con consciencia, con respeto y valor. Ello nos daría en el transcurso de cada tiempo/espacio  conocimiento, madurez, correcta relación con uno y por ende con los demás, y el valor de ser auténticos, simplemente libres confiando en la unidad que crea materia/alma/monada. SER HUMANO/ESENCIA/SER DIVINO INTEGRADO.

Vuelvo ahora nuevamente hacia ese tiempo, así recuerdan: todos los procesos mayores comenzaron dentro de este ciclo, marcando especialmente la relación de los SISTEMAS, ya sean del cuerpo material, o sistemas planetarios, solares y cósmicos.

Todo entrelazado otorgando conocimiento y revelación del movimiento y la transición que determina el camino mayor. El cielo posee un lenguaje que el hombre debe aprender a interpretar, está relacionado al tercer nivel de conocimiento que solo se adquiere cuando éste “el hombre” haya decodificado su propio mercaba.

Por esta razón se hablo constantemente de triangulaciones, alineamientos, conjunciones, eclipses y también de intensas explosiones solares.

Todo esto forma parte de un mismo propósito EVOLUCIÓN, TRANSFORMACIÓN Y ASCENSIÓN.

Nosotros estamos dentro de esta ESFERA DE VIDA EVOLUTIVA, somos  seres humanos, también somos y debemos recordarlo quienes conformamos el CUERPO MÍSTICO CRISTICO. Somos parte del CRISTO, somos una célula que contiene la vida humana/divina, encarnada por EL y transmitida POR EL para hallar el camino de REGRESO.

Hemos tenido en el año 2014, siendo éste una puerta abierta al nuevo nivel de contacto, la posibilidad de vivir, un mayor acercamiento y por supuesto un mayor estímulo vibratorio, permitiéndonos elevar de esta manera nuestra nota hacia un campo de expansión y resonancia superior.

Este año 2014 y como bien, ustedes hermanos peregrinos ya conocen, las lunas llenas generan estímulos que son aprovechados para adquirir conocimiento y maestría a nivel consciente. Cada luna está dentro del ciclo zodiacal que concede la experiencia de cada ser encarnado.

Las tres lunas mayores son LA DEL CRISTO “RESURRECCIÓN”, LA DEL BUDA “ILUMINACIÓN” Y LA DE LA HERMANDAD “INTEGRACIÓN”.

Ese año posterior a estas tres lunas, tuvimos las tres Súper lunas, las mismas se dieron bajo el signo de CÁNCER  la CASA ILUMINADA, bajo el signo de LEO el YO SOY y bajo el signo de VIRGO la MADRE.  Aquellos que conocen de astrología comprenden lo maravilloso que esto significa. La oportunidad y el objetivo de incentivar las corrientes hacia escalas de enorme posibilidad, permitiendo ubicar a muchos seres dentro de los nuevos niveles que requiere el camino de la INTEGRIDAD.

Ese año también tuvimos dos LUNAS ROJAS, la primera coincidiendo con la luna llena de resurrección y la segunda en el mes de octubre bajo el signo de escorpio.

El año 2015 nos conduce a vivir dentro de una frecuencia de octava, esto quiere decir, crear desde el principio y fin un nivel de percepción e intuición relacionado con el origen y el propósito siendo éste el RE-ENCUENTRO CON EL CRISTO CÓSMICO.

Las octavas pertenecen a los espejos, también están relacionadas con las notas musicales y con la resonancia alcanzada en cada escala. Permitiendo elevar el sonido a otro nivel de manifestación.

Deseo seguir enumerando la relación de las octavas porque tienen que ver con la nota interior y a su vez, con el nivel que desarrolla el cuerpo, el alma y la mónada. Estas octavas crean frecuencias, permiten mantener ritmo y orden acorde a los niveles que se ingresa, estableciendo la posibilidad de aumentar el campo luz físico/etérico,  por ende genera una mayor actividad electro-magnética, permitiendo vivir el desarrollo del CUERPO DE LUZ.

A medida que dichas octavas sostienen la frecuencia y mantienen el acorde vibratorio se puede establecer el equilibrio entre el camino de la tierra y el camino del cielo.

Otro aspecto a tener en cuenta es el siguiente: el número ocho, tiene la impronta del LLAMADO: de esta manera se dio el llamado inaudible 8/8/88, el llamado audible 8/8/2008, y el llamado del CRISTO HISTÓRICO 8/8/2009.

Si llevamos el año 2015 a  un solo dígito veremos que da el número 8. En el mes de agosto tuvimos nuevamente tres llamados: el 8/8/2015, el día 17/8/2015 y el día 26/8/2015. De esta manera nuevamente se activaron los niveles de receptividad alineadas al cambio de frecuencia que otorga la actividad  electro-magnética solar y lunar.

La luna roja estará incidiendo sobre el aspecto SANGRE, relacionado directamente con el aumento de transformación genética. Este fenómeno se dará el domingo 27 de este mes a partir de las 22:30 hs. Todo aquel que habite el hemisferio sur tendrá la posibilidad de ver este hermoso fenómeno, si el clima se lo permite.

Queridos hermanos en breve estaré revelando nuevos aspectos que otorga el camino de retorno.

Con AMOR  y GRATITUD

Betty

6 comentarios en “LUNA ROJA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s