Ser Instrumento, Ultima parte

Queridos hermanos lectores:

Recorrimos juntos esta historia, yo  a través de los recuerdos y vosotros siguiendo la línea que circunscribe  este caminar constante hacia el despertar.

Seis años compartió Saruma el camino de la tierra, revelando en parte lo que representa el Camino de Retorno. Los demás años transcurridos, son los que conformaron  la” GRAN HERMANDAD DE LUZ DE LA TIERRA”.

Hermanos- peregrinos  que se convocaron a partir  del llamado inaudible, a recorrer  el camino compartiendo de esta manera, lo divino y lo humano re-encontrado dentro de sí mismos.

Para Saruma fue su tiempo oportuno;  tiempo de compartir, de enseñar, de revelar  lo inconmensurable que nos habría de conducir de ahí en más,  al gran desafío que implica la transformación y la ascensión.

Había llegado el momento de su retorno, hacia solo un mes que nos habíamos instalado en EL LUGAR ELEGIDO.  Decidí  ir al aeropuerto a esperarlo, para  hacer como siempre el trayecto a casa charlando.

Quizás fue el momento justo para poder comunicarlo; él venía conduciendo, de repente me dice: “Betty ¡YO PARTO ANTES!, este año regreso, a partir del mes de mayo solo he de prepararte a ti, dejo todo y solo me ocuparé del libro de medicina y de tu formación”.
Imaginan mi reacción: no podía dejar de llorar, me negaba a escuchar, no quería saber. Siguió diciendo; “todo estará bien, yo hubiera preferido que quedaras en la ciudad”. El tenía mucho temor a los incendios y lo que  implicaba una mujer sola con siete niños pequeños.

Lo que no sabía era cuando sería su partida, ni como esto ocurriría.  En los primeros días de abril, coincidiendo con el cumpleaños de mi hija menor Maya, llega el grupo de José Trigueirinho, es el grupo que acompaña y acompañó a este a concretar juntos FIGUEIRA.

El 16 de abril fue mi cumpleaños, cumplía 32 años. Tres días después aconteció su muerte 19-4-1989. Esa mañana fui hablar por teléfono desde Capilla del Monte ya que en casa no teníamos línea,  recuerdo nuestra charla; Ángel volvía esa tarde a Córdoba iba  a quedar en Villa Allende ya que había un comprador para la casa. Le digo: “queda en el hotel, es mejor. Vas a tener mucho frío esta noche”. No tenía idea de porque le dije así, cuando corté la comunicación sentí la necesidad de volver a llamarlo, pero no lo hice.

A eso de las 11 hs viene a casa la Flia Allie  dueños del hotel Roma, pensé que venían a conocer el lugar, pero no, vinieron a buscarme para volver a comunicarme urgente con Buenos Aires, pero ya desde el hotel, solo me dijeron “Ángel tubo un problema cardíaco”, a pesar de buscar en mi mente síntomas me dije: “no es posible yo lo escuché bien hoy”.

Solo me pidieron que viajara urgente hacia Buenos Aires, yo pedía que lo asistieran, que lo atendieran, aún no conocía la verdad.

Pero dentro de mí ya lo sabía,  no quería aceptarlo. Ya en el aeropuerto vuelvo a llamar al consultorio y la empleada me dice ¡Señora debe ser fuerte, por sus hijos! En ese momento ya no quedaban dudas Ángel había muerto, pero aún no sabía el terrible desenlace.

Ángel muere asesinado, por su amigo, esposo de su discípula como médica y hermana en el camino de Erks. No podía entender, yo simplemente quería saber porque,  pero no había respuestas. Uno a uno los trámites, hasta llegar a la morgue, fui acompañada por un médico de su equipo y un amigo muy cercano de él.

Cuando entramos al patio del lugar, me detengo de golpe y les digo “YO ESTO YA LO VIVÍ”, me miraron sorprendidos,  ahí lo recordé, meses antes de que esto sucediera yo había tenido un sueño, en donde mis tacones se escuchaban retumbar a medida que caminaba. En aquel momento no le encontraba sentido, pero ahora en ese instante supe a que se debía, tenía que estar entera, consciente, para reconocerlo, para vivir el momento hasta el fin.

Muchos ríos de tinta relataron su muerte, diversas y encontradas fueron las opiniones que marcaron durante varios días las informaciones, pero la verdad no se supo. Se escribieron disparatadas historias, que no son la verdad. Lo cierto es que produjo una enorme  ruptura en todos los aspectos, humanos, internos, y porque no decirlos dentro del camino, de ese camino que nos llevaba hacia la verdad. Muchos seres se replantearon la continuidad.

Luego de enterrar a Ángel en Capilla del Monte, el día  jueves por la tarde, el sábado subo a los Terrones, acompañada por los padrinos de mi hijo Diógenes,  Nélida  y Fernando Cueto; para asumir lo que representa el camino de retorno a través de los Espejos.

A partir de ahí debía encontrar dentro del tiempo y dentro del espacio interno la comunión entre mi sentir, la pérdida y el compromiso de vivir lo que deparaba un camino de dolor, entrega, y también de enormes alegrías.

No fue para nada fácil, hubieron momentos de intensa angustia y enorme incertidumbre,  siempre estuvieron los hermanos del cielo y de la tierra, ayudando a que pudiera continuar de manera apropiada lo que deparaba la vida.

Somos seres humanos, y no debemos olvidarlo, es importante saber que existe un camino de experiencia y a pesar de lo dolorosa que éstas sean, debemos seguir  avanzando.

En aquel tiempo yo decía cada día  “mañana será mejor”. En ese momento no podía decir HOY ES MEJOR, no quería aceptarlo, estaba enojada con Dios, con los hermanos, con Saruma, con todo,  todos los sentimientos  buenos y malos se revelaron, era necesario pasar el duelo, es necesario sentir las reacciones, vivir el dolor y encontrar la paz. Así ocurrió  hasta llegar a esa planicie en donde el dolor aminora y da pié a la irrefutable aceptación.

En aquel momento comprendí que había perdido a dos personas, mi esposo y a Marisa, el camino debía seguirlo sola, y por sobre todo adquiriendo la confianza en mí y la certeza de lo que depararía transitar el camino del despertar.

Una tarde casi noche, regresaba de Córdoba, ya estaba cerca de casa a unos pocos kilómetros cuando de repente veo descender la nave de Saruma. (Para aquellos hermanos que vivieron o viven un encuentro en el Lugar Elegido;  saben a qué me refiero).
En ese momento Saruma  regresó a Erks, habían pasado  seis meses después de su muerte. Fue tan impactante que tuve que estacionarme en la banquina ya que no podía parar de llorar. El dolor y la angustia volvían a estar presente. El fin de semana cuando volví  a Terrones él ya estaba ubicado como corresponde, siendo el PORTERO, como parte aún del camino de la revelación junto a Guatuma y el encargado de cada encuentro. También se reveló que Saruma forma parte del Linaje de los ASTHAR.  De esta manera son cinco los que acompañan el proceso entre el plano interno, de superficie, planetario, solar y cósmico.

A saber: en lo interno desde el nivel celular genético lo representa Soind, en la superficie el camino del despertar Saruma, en el sistema como convocador de los remanentes Sikuma, en el sistema solar como consciencia global de dicha actividad dentro del plan; evacuación, rescate y despertar es Sheran y todos ellos acompañando  a quien todos aguardamos “AL MAESTRO, AL CRISTO CÓSMICO “SAMANA”.

Luego de la  muerte de Saruma, decido ante los hermanos mayores, separar ambos, de esta manera Ángel como instrumento- cuerpo y Saruma como manifestador de un propósito. Porque digo esto, simplemente recuerden todos tenemos una personalidad, un ego, y éste es quien debe ser trabajado, tenemos memoria que acompaña el camino de la tierra y debemos recuperar la memoria del origen. El tiempo cronológico nos ayuda a transitar cada etapa, para lograr SER, SENTIR Y SERVIR.

Por esta razón, convoco a la GRAN HERMANDAD BLANCA y les hago saber que a partir de ese momento yo simplemente sería BETTY, ya que cada cuerpo debe ser trabajado separadamente e integrado posteriormente.

Esto significó recibir cada información, y llevarla a la experiencia, a la vida de cada momento, de cada día, la hermandad dijo “ESTA BIEN, lo harás así”, esto me daba confianza, certeza, seguridad, y una enorme responsabilidad, yo no profetizo sino transmito lo que representa y otorga el camino de vida vivido.

Por ello, esto no significa un mensaje más, ni un discurso de parte de la hermandad, es MI VIDA, lo que elegí, soy y vivo junto a mis hijos, mis nietos, mis amigos y hermanos del camino. Son ellos los que me acompañan y siguen siendo mi cable a tierra, son mis sueños y mis esperanzas UNIDAS a las actividades que realizo JUNTO A TODA LA HERMANDAD DEL COSMOS.

Son ellos y somos TODOS, cada uno es importante, es una pequeña o gran estrella de este eterno diagrama que nos permite vivir el RE-ENCUENTRO y el MAÑANA.

Pasaron 26 años de aquel momento, hoy simplemente cierro una puerta y abro una ventana trayendo la luz del corazón y del alma.

Quise simplemente que sepan, hay mucho por hacer, mucho más por aprender  y muchísimo por vivir, en este camino de la tierra.

NO TEMAN, CONFIEN, CREAN Y PERMITANSEN DISFRUTAR CON ALEGRIA CADA MOMENTO DE SU VIDA. SER INSTRUMENTO ES SE PARTE Y PARTÍCIPE DE LA VIDA DE CADA DIA, CON AMOR Y CORRECTA RELACION HUMANA.

Recuerden HOY mirar las estrellas, así como  elevamos nuestros ojos, y nuestras plegarias al cielo, debemos bajar el cielo a la tierra, trayendo la luz de la esperanza y el amor que conforma TODA LA HERMANDAD. Que somos y que sentimos porque asumimos crear un mundo donde la EXPERIENCIA SEA LA VIDA A TRAVÉS DEL AMOR Y LA PAZ.

Esto es posible, no es un sueño, la transformación es un largo camino que nos permite revelar lo divino. El CRISTO CÓSMICO aguarda este RE-ENCUENTRO.

Con amor y gratitud

Betty

15 comentarios en “Ser Instrumento, Ultima parte

    • Hola Bety tuvimos con mi hija el placer de conocerte en julio de este año, que vida intensa la tuya! Que generosa al transmitir todo tu saber. Fue maravillosa la experiencia nuestra contigo, seguro volveremos. Esta historia que haz contado esta llena de emoción, de fe, de futuro, de reencuentro. Gracias por compartir tu conocimiento y tu historia. Abrazos divinos

      Le gusta a 1 persona

  1. Betty, Gracias por compartir tan profundas e intensas experiencias de vida y comprometido trabajo espiritual. Recibe nuestra admiración y respeto. Te abrazamos con el cariño de siempre. Vívian y Eduardo

    Le gusta a 1 persona

  2. Maravilloso Betty, poder leerte, te sentimos más cerca!! Gracias a la Hermandad que hizo que pudiera conocerte y compartir tan hermosos momentos de conocimientos, obsevación, aprender a Ser y Estar y también Permanecer en éste Camino de Luz!!!! Bendiciones querida Maestra!!

    Me gusta

  3. Gracias Betty..lei cada uno de tus relatos intensamente. Es emocionante saber de tu experiencia! Tuve la oportunidad de conocerte y fue muy gratificante compartir ese momento contigo. Gracias nuevamente por permitirme crecer un poco mas a través de tu historia. Un abrazo de luz y muchas bendiciones !!!

    Me gusta

  4. Gracias Betty por compartir tus experiencias. Déjame compartir una enseñanza que dice:…”Quien sepa leer entre líneas la complejidad de tu esencia, te amará por lo auténtico que eres y no por el espejismo de tu imagen”.
    En esta experiencia que haz relatado, lograste impregnar de AMOR cada palabra.
    Paz y Amor.
    Juan

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s