TRANSITANDO EL CAMINO DE UNIDAD.

Queridos hermanos lectores:

En primer lugar quiero hacerles saber lo siguiente: cuando me refiero a los signos zodiacales  lo hago de manera precisa, delineada bajo los aspectos revelados por la Hermandad Blanca en el año 2003, en un diagrama que incluyo en este encuentro. El mismo está editado en mi segundo libro “Integración y Trascendencia”. Sigue leyendo

LUNA ROJA

Queridos hermanos lectores.

Estamos transitando un ciclo maravilloso, de enorme oportunidad, de verdadera transformación.  Los acordes crean la melodía y la luz entrelaza los hilos de plata para despertar las nuevas frecuencias del camino hacia el altar. Sigue leyendo

Ser Instrumento, Ultima parte

Queridos hermanos lectores:

Recorrimos juntos esta historia, yo  a través de los recuerdos y vosotros siguiendo la línea que circunscribe  este caminar constante hacia el despertar.

Seis años compartió Saruma el camino de la tierra, revelando en parte lo que representa el Camino de Retorno. Los demás años transcurridos, son los que conformaron  la” GRAN HERMANDAD DE LUZ DE LA TIERRA”.

Hermanos- peregrinos  que se convocaron a partir  del llamado inaudible, a recorrer  el camino compartiendo de esta manera, lo divino y lo humano re-encontrado dentro de sí mismos.

Para Saruma fue su tiempo oportuno;  tiempo de compartir, de enseñar, de revelar  lo inconmensurable que nos habría de conducir de ahí en más,  al gran desafío que implica la transformación y la ascensión.

Había llegado el momento de su retorno, hacia solo un mes que nos habíamos instalado en EL LUGAR ELEGIDO.  Decidí  ir al aeropuerto a esperarlo, para  hacer como siempre el trayecto a casa charlando.

Quizás fue el momento justo para poder comunicarlo; él venía conduciendo, de repente me dice: “Betty ¡YO PARTO ANTES!, este año regreso, a partir del mes de mayo solo he de prepararte a ti, dejo todo y solo me ocuparé del libro de medicina y de tu formación”.
Imaginan mi reacción: no podía dejar de llorar, me negaba a escuchar, no quería saber. Siguió diciendo; “todo estará bien, yo hubiera preferido que quedaras en la ciudad”. El tenía mucho temor a los incendios y lo que  implicaba una mujer sola con siete niños pequeños.

Lo que no sabía era cuando sería su partida, ni como esto ocurriría.  En los primeros días de abril, coincidiendo con el cumpleaños de mi hija menor Maya, llega el grupo de José Trigueirinho, es el grupo que acompaña y acompañó a este a concretar juntos FIGUEIRA.

El 16 de abril fue mi cumpleaños, cumplía 32 años. Tres días después aconteció su muerte 19-4-1989. Esa mañana fui hablar por teléfono desde Capilla del Monte ya que en casa no teníamos línea,  recuerdo nuestra charla; Ángel volvía esa tarde a Córdoba iba  a quedar en Villa Allende ya que había un comprador para la casa. Le digo: “queda en el hotel, es mejor. Vas a tener mucho frío esta noche”. No tenía idea de porque le dije así, cuando corté la comunicación sentí la necesidad de volver a llamarlo, pero no lo hice.

A eso de las 11 hs viene a casa la Flia Allie  dueños del hotel Roma, pensé que venían a conocer el lugar, pero no, vinieron a buscarme para volver a comunicarme urgente con Buenos Aires, pero ya desde el hotel, solo me dijeron “Ángel tubo un problema cardíaco”, a pesar de buscar en mi mente síntomas me dije: “no es posible yo lo escuché bien hoy”.

Solo me pidieron que viajara urgente hacia Buenos Aires, yo pedía que lo asistieran, que lo atendieran, aún no conocía la verdad.

Pero dentro de mí ya lo sabía,  no quería aceptarlo. Ya en el aeropuerto vuelvo a llamar al consultorio y la empleada me dice ¡Señora debe ser fuerte, por sus hijos! En ese momento ya no quedaban dudas Ángel había muerto, pero aún no sabía el terrible desenlace.

Ángel muere asesinado, por su amigo, esposo de su discípula como médica y hermana en el camino de Erks. No podía entender, yo simplemente quería saber porque,  pero no había respuestas. Uno a uno los trámites, hasta llegar a la morgue, fui acompañada por un médico de su equipo y un amigo muy cercano de él.

Cuando entramos al patio del lugar, me detengo de golpe y les digo “YO ESTO YA LO VIVÍ”, me miraron sorprendidos,  ahí lo recordé, meses antes de que esto sucediera yo había tenido un sueño, en donde mis tacones se escuchaban retumbar a medida que caminaba. En aquel momento no le encontraba sentido, pero ahora en ese instante supe a que se debía, tenía que estar entera, consciente, para reconocerlo, para vivir el momento hasta el fin.

Muchos ríos de tinta relataron su muerte, diversas y encontradas fueron las opiniones que marcaron durante varios días las informaciones, pero la verdad no se supo. Se escribieron disparatadas historias, que no son la verdad. Lo cierto es que produjo una enorme  ruptura en todos los aspectos, humanos, internos, y porque no decirlos dentro del camino, de ese camino que nos llevaba hacia la verdad. Muchos seres se replantearon la continuidad.

Luego de enterrar a Ángel en Capilla del Monte, el día  jueves por la tarde, el sábado subo a los Terrones, acompañada por los padrinos de mi hijo Diógenes,  Nélida  y Fernando Cueto; para asumir lo que representa el camino de retorno a través de los Espejos.

A partir de ahí debía encontrar dentro del tiempo y dentro del espacio interno la comunión entre mi sentir, la pérdida y el compromiso de vivir lo que deparaba un camino de dolor, entrega, y también de enormes alegrías.

No fue para nada fácil, hubieron momentos de intensa angustia y enorme incertidumbre,  siempre estuvieron los hermanos del cielo y de la tierra, ayudando a que pudiera continuar de manera apropiada lo que deparaba la vida.

Somos seres humanos, y no debemos olvidarlo, es importante saber que existe un camino de experiencia y a pesar de lo dolorosa que éstas sean, debemos seguir  avanzando.

En aquel tiempo yo decía cada día  “mañana será mejor”. En ese momento no podía decir HOY ES MEJOR, no quería aceptarlo, estaba enojada con Dios, con los hermanos, con Saruma, con todo,  todos los sentimientos  buenos y malos se revelaron, era necesario pasar el duelo, es necesario sentir las reacciones, vivir el dolor y encontrar la paz. Así ocurrió  hasta llegar a esa planicie en donde el dolor aminora y da pié a la irrefutable aceptación.

En aquel momento comprendí que había perdido a dos personas, mi esposo y a Marisa, el camino debía seguirlo sola, y por sobre todo adquiriendo la confianza en mí y la certeza de lo que depararía transitar el camino del despertar.

Una tarde casi noche, regresaba de Córdoba, ya estaba cerca de casa a unos pocos kilómetros cuando de repente veo descender la nave de Saruma. (Para aquellos hermanos que vivieron o viven un encuentro en el Lugar Elegido;  saben a qué me refiero).
En ese momento Saruma  regresó a Erks, habían pasado  seis meses después de su muerte. Fue tan impactante que tuve que estacionarme en la banquina ya que no podía parar de llorar. El dolor y la angustia volvían a estar presente. El fin de semana cuando volví  a Terrones él ya estaba ubicado como corresponde, siendo el PORTERO, como parte aún del camino de la revelación junto a Guatuma y el encargado de cada encuentro. También se reveló que Saruma forma parte del Linaje de los ASTHAR.  De esta manera son cinco los que acompañan el proceso entre el plano interno, de superficie, planetario, solar y cósmico.

A saber: en lo interno desde el nivel celular genético lo representa Soind, en la superficie el camino del despertar Saruma, en el sistema como convocador de los remanentes Sikuma, en el sistema solar como consciencia global de dicha actividad dentro del plan; evacuación, rescate y despertar es Sheran y todos ellos acompañando  a quien todos aguardamos “AL MAESTRO, AL CRISTO CÓSMICO “SAMANA”.

Luego de la  muerte de Saruma, decido ante los hermanos mayores, separar ambos, de esta manera Ángel como instrumento- cuerpo y Saruma como manifestador de un propósito. Porque digo esto, simplemente recuerden todos tenemos una personalidad, un ego, y éste es quien debe ser trabajado, tenemos memoria que acompaña el camino de la tierra y debemos recuperar la memoria del origen. El tiempo cronológico nos ayuda a transitar cada etapa, para lograr SER, SENTIR Y SERVIR.

Por esta razón, convoco a la GRAN HERMANDAD BLANCA y les hago saber que a partir de ese momento yo simplemente sería BETTY, ya que cada cuerpo debe ser trabajado separadamente e integrado posteriormente.

Esto significó recibir cada información, y llevarla a la experiencia, a la vida de cada momento, de cada día, la hermandad dijo “ESTA BIEN, lo harás así”, esto me daba confianza, certeza, seguridad, y una enorme responsabilidad, yo no profetizo sino transmito lo que representa y otorga el camino de vida vivido.

Por ello, esto no significa un mensaje más, ni un discurso de parte de la hermandad, es MI VIDA, lo que elegí, soy y vivo junto a mis hijos, mis nietos, mis amigos y hermanos del camino. Son ellos los que me acompañan y siguen siendo mi cable a tierra, son mis sueños y mis esperanzas UNIDAS a las actividades que realizo JUNTO A TODA LA HERMANDAD DEL COSMOS.

Son ellos y somos TODOS, cada uno es importante, es una pequeña o gran estrella de este eterno diagrama que nos permite vivir el RE-ENCUENTRO y el MAÑANA.

Pasaron 26 años de aquel momento, hoy simplemente cierro una puerta y abro una ventana trayendo la luz del corazón y del alma.

Quise simplemente que sepan, hay mucho por hacer, mucho más por aprender  y muchísimo por vivir, en este camino de la tierra.

NO TEMAN, CONFIEN, CREAN Y PERMITANSEN DISFRUTAR CON ALEGRIA CADA MOMENTO DE SU VIDA. SER INSTRUMENTO ES SE PARTE Y PARTÍCIPE DE LA VIDA DE CADA DIA, CON AMOR Y CORRECTA RELACION HUMANA.

Recuerden HOY mirar las estrellas, así como  elevamos nuestros ojos, y nuestras plegarias al cielo, debemos bajar el cielo a la tierra, trayendo la luz de la esperanza y el amor que conforma TODA LA HERMANDAD. Que somos y que sentimos porque asumimos crear un mundo donde la EXPERIENCIA SEA LA VIDA A TRAVÉS DEL AMOR Y LA PAZ.

Esto es posible, no es un sueño, la transformación es un largo camino que nos permite revelar lo divino. El CRISTO CÓSMICO aguarda este RE-ENCUENTRO.

Con amor y gratitud

Betty

Ser Instrumento, Tercera Parte

Queridos hermanos lectores:

Continuando con la historia; Saruma abrió los portales que conducían a la Ciudad dorada, el eterno camino  “interno y cósmico”,  que lleva al  peregrino de regreso al hogar.

Se denominó así mismo el “portero” junto a  él recorrimos el camino de la tierra, aprendimos el idioma de la hermandad denominado IRDIN, el mismo posee las resonancias y acordes para alcanzar la frecuencia vibratoria electro-magnética de orden físico e ir desarrollando las capacidades internas relacionadas al despertar. El mismo consta de tres niveles: oral, imagen y luz.  Son  adquiridos a través del tiempo  y conforme  a la receptividad cerebral y al despertar  intuitivo del alma.

Este idioma está ligado a la nota interior, de cada “SER” permite crear el “ritmo y orden” determinado entre recepción y trasmisión,  permitiendo  de esta manera re-establecer los sistemas internos y externos que conjugan la posibilidad de concretar la malla etérica de cada instrumento.  Entretejida por la luz del cordón de plata y el cordón dorado del corazón al despertar del hemisferio derecho cerebral.

El contacto por la noche se fue desarrollando afín a los movimientos que el propósito determinaba, para ello inicialmente, el área recibió la actividad lumínica del comandante WYTAICON Y MAIA , ambos comandantes  generan  el proceso ALQUIMICO, son los que reordenan los niveles interno, externos y planetarios para acoplar el campo luz que requiere dicho despertar.

Transcribo algunos pasajes del Comandante mayor Wytaicon haciendo referencia del despertar místico de Erks.

*Cuando se habla del “Oasis de Luz” con una descriptiva geográfica que muy pocos conocen, se hace referencia al lugar elegido por nuestras jerarquías de la LLAMA AZUL, la Gran Fraternidad de Erks, como centro iniciático de las grandes revelaciones.

Es la fuente de mayor trascendencia, e intensas radiaciones magnéticas, acompañadas por las distintas jerarquías intergalácticas cuya presencia en el lugar ha despertado curiosidad de los fenomenólogos con las más variadas historias.

Este centro espiritual convoca a los “Hijos de la Luz”,  hermanos  auto-convocados, remanentes que llegan de los más lejanos lugares. Para beber de la fuente, que los ha de conducir al DESPERTAR.*

Por esta razón en aquel tiempo 1983,  aconsejaron  guardar  silencio, para evitar el desborde de quienes solo buscan penetrar en la oculta etérica Ciudad de Erks.

*A su vez transmitió: los auto-convocados podrán afirmar con su despertar el conocimiento a través de las experiencias llevadas en el lugar. Erks representa en estos tiempos el misterio Iniciático, la arcana sabiduría está representada por las máximas jerarquías que determinan la mayor trascendencia Espiritual, representada por las siete iniciaciones  y  las leyes que complementan la expansión de consciencia y por ende de conocimiento.

Es muy cierto que cada ser en su trayectoria evolutiva luego de asumir el legado histórico  el RE-ENCUENTRO CON EL CRISTO, ha recorrido innumerables caminos, preparándose para cumplir con el designio sagrado. Es por ello que todo ser auto-convocado-remanente  posee una decodificación dentro del tiempo/espacio necesaria para activar la recuperación de la memoria interna y cósmica.

Saruma reveló la existencia de los seres EXTRA-TERRESTRES, estableció con ello que NO ESTAMOS SOLOS.  El camino en la Tierra contiene la experiencia de vida humana y otorga el compromiso a ser manifestado entre los ciclos que determina el re-encuentro. Al abrirse el portal por las noches, entre los cerros y al arrullo de los vientos, nuestras  voces se elevaban con los cánticos enseñados para el encuentro y el contacto.  La hermandad nos llamaba “las luciérnagas de Erks”.

 Siempre dijo: “llegar a ERKS, es llegar a la universidad del cosmos, es transformarnos en MAESTROS de nosotros mismos. Es buscar la verdad dentro, es encontrar la luz y seguir el sentir del corazón, permitiendo revelar lo mejor que dentro de uno mismo está”.

Las  luces de las naves en cada encuentro estimulaban la chispa divina, creando el estímulo necesario para sostener la frecuencia y elevarnos hacia una nueva escala de receptividad. Saruma  siempre se refirió a encontrar dentro nuestro  y detrás de esa luz que se manifestaba por las noches las respuestas, no quedarse sólo con el fenómeno, simplemente ello enmarcaba la presencia y confirmaba   una vez más la relación entre la alianza eterna, el despertar  y la transición a vivirse.

En todo momento, Saruma mostró  el campo energético cósmico conformado por la unidad interna y planetaria desarrollada en la superficie,  esta gran fuente magnética desliza el caudal de luz  por la tierra y el cielo como una gran mar.  Esta corriente está alimentada y controlada por las civilizaciones que nos visitan permitiendo dinamizar y activar cada lugar elegido como centro lumínico de operación electro-magnética dentro del plan ASTHAR-

Estos centros o esferas son las denominadas islas de salvación, activadas a través del tiempo y dentro de los espacios que requieren la conformación de la gran red etérica CRISTICA.
Son los pilares que sostienen el GRAN TEMPLO DE LA ESFERA, este templo  está  en ERKS,  representa la unidad entre cada ser que despierta su esencia divina, consagrado a la construcción de esta gran HERMANDAD.
HOY después de 32 años, podemos ver como  todos juntos,  los hermanos de la Tierra interna, de la Superficie y las hermandades planetarias, solares y cósmicas, vamos construyendo  a través del AMOR Y LA FE este MUNDO NUEVO.

La presencia extra-terrestre creo ciclo tras ciclo las coordenadas electro-magnéticas necesarias para la actividad que se desarrolló en aquel tiempo; y  luego de la partida de Saruma  habría de  continuar  revelando el  camino de los Cielos a  través de los ESPEJOS, junto  ya a la hermandad de la TIERRA.

El radio de esta gran esfera de luz, que conforma ERKS;  es de más de cien kilómetros, y dentro de ella, se encuentran los siete templos junto al Templo Mayor de la Esfera.

Los siete templos contienen los acordes vibratorios de cada corriente que acompaña el desenvolvimiento y la transformación del hombre. Están relacionados con los centros activados en el corredor del Cono Sur y Europa.

Son los aspectos que determinan la sanación, el camino interior,  los dos niveles de  alquimia emocional/mental, el conocimiento individual y grupal, la conformación del templo interno y la consagración en el camino de la integración.

Estos aspectos están relacionados con la creación o re-estructuración del cuerpo humano-alma-mónada, despertando dentro de los ciclos las octavas; frecuencias que permitirían avanzar hacia nuevas escalas.

Saruma siempre invitó a quienes debían de llegar, nuestro camino estaba contenido entre amigos-hermanos. Esos seis años permitieron consolidar la unidad entre lo humano y lo inconmensurable que representa el mundo de DIOS. Muchos seres llegaron y hoy muchos más  siguen los pasos hacia el gran altar.  No existieron fronteras, ni idiomas que detuvieran el poder de reunir y convocar. Todos formaban parte y eran partícipes de esta nueva realidad.

La vida transcurría normalmente, entre el consultorio y los encuentros,  no había cambios, simplemente aprendizajes, que compartíamos con tantos seres dentro del camino sagrado. Nuestros viajes hacia lo zona eran semanales, en muchas oportunidades nos acompañaban los niños, en primer lugar íbamos a San Marcos Sierras, allí Ángel-Saruma,  atendía una gran amiga hermana Luz Lo Tártaro, con toda su familia compartimos la alegría, la esperanza y el conocimiento que  cada día otorgaba  el despertar. Pasábamos con ellos el cumpleaños de Ángel en cada Navidad.

En un momento pensamos  vivir en San Marcos Sierras,  pero luego la hermandad  eligió otro lugar, otro espacio para continuar el camino hacia la VERDAD, hacia el Cristo.

Teníamos una parcela en Quebrada de Luna, se divisaba desde el lugar Los terrones. Un lugar muy bello, con muchos recuerdos, se planeaba en el futuro hacerse un lugar destinado totalmente a la Sanación, no solo con osteopatía, sino dentro de todas las terapias alternativas, para reconstruir al hombre desde cada cuerpo.

A principios  del año 1988, Ángel conoce a Terrera y lo invita a Terrones, unos meses después  el viene acompañado con su grupo  de amigos y compañeros de camino, en dicha oportunidad trae el “bastón de mando”, aquel que le fue entregado en custodia.

El grupo  se alojó  en el Hotel Roma,  por la tarde cuando llegamos al lugar, Ángel me pidió que lo acompañara hasta el cuarto donde se encontraba Terrera con el bastón de mando, allí lo retiró de su caja y me pidió que pasara la mano a pocos centímetros del mismo, así lo hice y pude observar que tenía solo una pequeña parte activa, Saruma afirmó que era exacto.

Esa noche se activó el SIMIHUINKI, hoy sé que dentro de las múltiples cualidades del mismo la más importante es que conforma la triangulación entre el camino de la Tierra y el Sostén con DIOS.  Es la fuerza y el impulso que genera el creador para que el hombre avance hacia el objetivo que determina la LEY MAYOR.

Ese mismo año se realizó el llamado INAUDIBLE, el día 8-8-88. En ese momento DIOS llamó al alma para asumir el camino de retorno y quien debía de llegar, llegaría de ahí en más.
El número 8 representa el circuito cerrado, contiene la correspondiente ley de manifestación, como es arriba es abajo. Este número está relacionado  al sistema espejo, conecta las notas internas y monádicas permitiendo activar las  frecuencias dentro un nivel de receptividad cuántica,  en  menor tiempo/ mayor nivel de sensibilidad y despertar. Existen ya tres octavas activadas dentro del desarrollo físico/almico/monádico.

A fines del año 1988, se produce el encuentro entre Ángel-Saruma y José Trigueirinho.  Él también fue invitado a re-conocer el camino de  regreso, vivió  el encuentro, asumió la entrega y posteriormente fue designado para publicar los tres primeros libros que determinaron el camino de la revelación.

Estos son Erks “Mundo Interno”, Aurora y Miz Tli Tlan, para recopilar y recibir este material, entregado por SARUMA,  estuvo todo el mes de diciembre en nuestra casa de Villa Allende  compartió  las fiestas de Navidad y Año Nuevo junto a la familia y amigos  de Colombia.

En dicha oportunidad  Saruma  aconsejó a José Trigueirinhio a crear el nuevo centro que habría de convocar a tantos seres al despertar. En ese momento el estaba radicado en NAZARÉ, junto a un grupo de hermanos concretan la creación de lo que se conoce con el nombre de FIGUEIRA, en la zona de MINA GERAIS, en el ámbito interno se activa recién en el año 1990 “MIRNA JAD”. Esto se realiza a través de los Espejos de Erks,  junto a José, Arthur, Clemente y el grupo de instrucción conformado por las hermanas que transitaban el camino del despertar  espejo.

Durante ese mes mientras Ángel viajaba a Buenos Aires, yo lo traía a Los Terrones  a sus encuentros. De esa manera se consolidaba la receptividad interna y escrita para la continuidad de lo que deparaba la hermandad.

En el mes de abril  de 1989 recién establecidos en “El Lugar elegido” campo ubicado a 8 km de los terrones, destinado  por la Hermandad Blanca, para vivir y continuar nuestro camino entre el Cielo y la Tierra. Fue el marco que vuelve a  re-encontrarnos  con todo el grupo de Trigueirinho pocos días antes de la muerte de Ángel-Saruma.

Queridos hermanos dejo para el final la transición, el regreso y la continuidad.

Adjunto al final de la entrada, un mantra de mi nuevo disco “Tiempo de sembrar”, el mismo lo estoy grabando junto a Santiago Lazarte, músico proveniente de Junín, Buenos Aires.

Espero lo disfruten, y para comunicarse directamente conmigo, pueden escribirme a bettyabriendopuertasyventanas@gmail.com .

Gracias y hasta la próxima entrada.

Amor y Luz.

 Betty

Ser Instrumento, Segunda parte

Queridos hermanos lectores:

Continúo narrando la historia, hoy a treinta y dos años al volver mis recuerdos hacia esos tiempos maravillosos, se dibuja una amplia sonrisa en mi rostro y la enorme alegría de haber aceptado la continuidad de un camino que nos lleva hacia el gran altar.

Como les comentaba el camino que fue abriéndose tenía un propósito, debíamos consolidar la fe y la entrega. Asumir el camino de retorno, era despertar desde el inicio al fin.

Lo que significa recorrerlo, comprometiéndose para lograr sentir y dejar fluir aquello que lentamente nos ubicaba ante un nuevo horizonte.

La creación  de ese camino nos llevó seis meses, estaban destinados los días  sábado, comenzábamos a  recorrerlo a partir de las 8 de la mañana y volvíamos al lugar inicial a eso de las 12. Existieron dentro del  mismo lugares denominados “balcones”  que establecieron las pruebas a ser vencidas.

Una de ellas fue la más sorprendente;  quizás la más determinante para la continuidad de nuestro recorrido. Casi a cuatro meses de vivir esta constante travesía, llegamos a un área de muy  difícil acceso, caminábamos entre el cerro y el precipicio, la indicación era “descender al río”, pero solo podíamos hacerlo a través de sogas; los tres estábamos de acuerdo, la próxima semana traeríamos varios metros de ella, no había indecisión estaba claro aún a nivel interior, asumir ese desafío era parte  del mismo camino.

Volvíamos después de imaginar o analizar cuantos metros iríamos a necesitar; nos detuvimos para comer una fruta y descansar unos momentos. Para nuestra sorpresa hubo una comunicación allí mismo, “no era necesario traer sogas, la prueba había sido pasada”, en nuestro interior se afirmaba una vez más el compromiso que habíamos asumido, no solo se nos informo de ello sino también de la llegada del HERMANO NAGUALKUMA procedente de SHAMBALLA, es el Sacerdote Mayor del Templo de la Esfera, es la máxima jerarquía espiritual que forma y crea consciencia de la unidad divina entre materia y esencia. Procede de Shamballa porque representa la síntesis entre el amor y la sabiduría, que logra o debe lograr el hombre en la unidad entre su camino de experiencia y su entrega humana consciente.

Así mismo se nos dijo que al abrir nuestros ojos estaría frente a nosotros el camino que nos habría de conducir hasta el río, como era la consigna. Así fue, el camino era un nuevo sendero definido, marcado más o menos unos cien metros, de ahí en más debíamos continuar.

Los dos últimos viajes, por estas montañas hasta llegar al río, lo hicimos con soga, pero sosteniendo Saruma a Marisa y a mí ya que mi embarazo y la falta de visión impedían movernos con agilidad.

Hoy después de tantos años comprendo que de una manera vencimos tres aspectos, “el miedo” ya que en la primera  parada era el lugar en donde se guarecían los pumas, en la segunda el precipicio “la confianza” y el tercer lugar el río “la entrega” el aceptar nuevamente  el re-encuentro.

Meses más tarde la hermandad nos revelaría el compromiso asumido con el Cristo Histórico a orillas del Jordán.  El río simboliza las aguas no solo de la purificación, sino también las aguas que han de nutrir al nuevo cuerpo siendo luz y esencia de transmutación y transfiguración.

En cada viaje había enseñanzas, y todas ellas enmarcaban parte de los mensajes que conformaban nuestro despertar.  En los encuentros de meditación yo era la que abría el templo y la que conectaba el grabador. También la  que cantaba más alto, más fuerte y más desafinado, pero aún así con infinito amor la hermandad seguía enseñándonos a superar esos pequeños baches.

Existen muchas anécdotas en mi memoria, y quiero compartirlas con ustedes queridos hermanos, ya que esta historia es parte también de su legado, yo emprendí el camino antes para dar a conocer lo que hoy afirmo y sostengo con mi vida y me sentir, entre lo interno y cósmico que me dio la vida y la confianza de la unidad creada con el Cristo y la hermandad cósmica, si bien hoy ya tengo una hermandad de la tierra que son ustedes mis hermanos del camino en cada lugar que recorran y que sientan y busquen la verdad, siendo simplemente seres humanos capaces de transmitir y vivir lo bello, lo bueno y sagrado que re-encuentran en su camino de despertar.

En una ocasión antes de comenzar Saruma a transmitir el mensaje, elevé mi voz  con decisión y dije: “bienvenida hermana ADONAICEN”  y ella me respondió, “¿cómo sabes que soy yo, si tú no me ves?”, “yo solo siento que eres tú” le respondí  y nuevamente me volvió a decir. “tú confías en nosotros, pero NO CONFÍAS EN TI, CUANDO LAS MANZANAS ESTÉN MADURAS, ESTARÁS LISTA”,  se imaginan no podía dejar de pensar en qué mes maduraban las manzanas.

Saben las manzanas estuvieron maduras en el año 2006 cuando cree en PORTUGAL la hermandad de LUZ de la TIERRA.

En ese momento después de la conferencia me di cuenta que en la mesa de disertación habían velas, flores y tres manzanas maduras, allí volví a recordar lo dicho por ADONAICEN, SACERDOTIZA MAYOR DEL TEMPLO DE LA ESFERA, es la máxima jerarquía espiritual, ella forma a las sacerdotisas, y representa la UNIDAD MAGNETICA SOLAR, hoy dentro del ciclo ella comunica el  nuevo camino a la trascendencia e integración.

Nuestra formación estaba constituida por muchos maestros y guías. Luego del camino había llegado el momento del ENCUENTRO. Se imagina, yo estaba feliz, iba a ver a mis hermanos, nos íbamos a encontrar. Se había indicado estar por la noche en Terrones, el dueño del campo Don Ramón Verón le había entregado a Ángel una llave para así no tener que depender de ellos ya que en algunas oportunidades como no había tanto movimiento de turismo se abría más tarde.

Había llegado el momento y ahí estábamos Ángel conducía, Marisa estaba a su lado y yo en el asiento de atrás ya que estaba casi a fin de mi embarazo. Nos detuvimos en la zona de terrones, aguardando la indicación de la hermandad, en un momento dijeron “avancen”;  por supuesto mi idea era: el auto avanzando y  la nave aguardando… nada de eso sucedió…simplemente una luz se manifestó en el valle, intensa por supuesto, visible y sorprendente, pero para mí no significaba el encuentro. Es más Ángel me dice, seguimos y por supuesto le digo “si seguimos” ya que lo que aguardaba no estaba sucediendo. Así llegamos hasta la tranquera de entrada, cuando llegamos ahí, el se da vuelta me mira y me dice “YA NOS ENCONTRAMOS” ¡no, donde! esa fue mi respuesta y me contestó “en esa luz que se proyecto en el valle” que decepción, volví llorando, yo quería decirles ENCANTADA.

Años más tarde me permitieron soñar y vivir la experiencia del encuentro. Fue muy bello, habían muchos seres aguardando las naves, en un momento alguien dice “¿quién quiere conocer al comandante?, escucho mi grito “YO” me adelanto, extiendo mi brazo y digo “encantada”, recuerdo despertar con una sonrisa de oreja a oreja. Se dan cuenta, los pequeños grandes detalles que existen en la vida y que sirven para seguir avanzando en cada etapa; son necesarios. Somos seres humanos despertando lo divino, viviendo día a día lo que requiere la experiencia del camino de la tierra, pero “hoy” despertando el camino del cielo, integrando un lenguaje de luz y amor que siempre estuvo presente, pero debíamos aguardar el tiempo de oportunidad para así revelar el sentir y hacer de un camino mayor de UNIDAD.

Con amor me despido hasta nuestro próximo encuentro.

Betty