Despertando registros internos y cósmicos.

Existen dos líneas energéticas, una centrífuga y otra centrípeta, las mismas conforman la gran espiral electro-magnética. Generan  los movimientos hacia dentro y fuera  a nivel interno y cósmico. Ambas provocan la constante rotación y traslación planetaria,  otorgando la posibilidad de avanzar hacia el destino predeterminado por la ley de RETORNO.

El orden divino ya impera dentro del  calendario terrestre,   este orden está dividido en cuatro ciclos de tres meses cada uno; relacionados a su vez con los solsticios y equinoccios.  Dentro de cada ciclo  se provocan  movimientos,  necesarios éstos   para vivir el despertar y el poder de unificar materia y esencia. Existen además distintas frecuencias que permiten acompañar el desenvolvimiento de cada energía hoy dispuesta para la ascensión.

Son los denominados registros o decodificaciones;  ellos generan la firme atracción y repulsión que desde lo interno y sublime acompañan el salto cuántico.

La transición planetaria nos permite adaptar y adaptarnos a los nuevos niveles vibratorios que generan los sistemas internos, planetarios, solares y cósmicos.

Nuestro mundo está viviendo su propio renacimiento, su transformación. La tierra se  está gestando a sí misma, la tierra ha de parir la NUEVA TIERRA. Existen a nivel interno registros que unifican principio y fin, pero este fin no es la culminación de un proceso sino más bien, el inicio de una nueva REALIDAD. Un mundo destinado a continuar la experiencia que ha de conducir a los seres humanos a la fusión (materia/esencia) que determina lo que podríamos llamar  SER DIVINO CONSCIENTE.

Podría decir que la tierra ejerce su propia acción y reacción después de tanto tiempo de ser violentada por el accionar de tantos experimentos nucleares.

Ha llegado el tiempo de constituirse en un mundo visible desde otros parámetros aún  desconocidos por el hombre ya que el mismo no ha podido apreciarla en la magnitud de lo que ella representa. Debe aprender el hombre  a REVERENCIARLA.

La tierra, posee corrientes y sistemas que aún no fueron  revelados para la humanidad, el hombre como individuo y la humanidad como grupo deben conformarse  en pilares  capaces  de sostener no solo lo humano que determina su naturaleza, sino además ser aptos  en la canalización  de  los nuevos  acordes emitidos por el  sistema cósmico. Hoy activos para llegar al despertar  del diagrama que constituye su propia síntesis. Estos  registros están basados en pequeñas partículas de luz y amor.

Amor significa ASCENDER MANIFESTANDO EL ORDEN Y EL RITMO. “INTERNO Y CÓSMICO”.

En los 39 años de camino he apreciado cada etapa revelada  y he comprobado a lo largo de mi  vida la conexión entre lo interno y lo cósmico.

Por ello es importante comprender que simplemente ya SOMOS,  ya estamos constituidos por materia humana y divina,  debemos por sobre todo DESPERTAR los registros que conforman dicha unidad.

El hombre posee una nota interior, crea una resonancia, emite una frecuencia y alcanza un nivel vibratorio capaz de integrar y decodificar los registros que conforman  sus sistemas dentro de una corriente de mayor luz.

La capacidad que desarrolla hoy el ser humano es sorprendente, si elige por cierto transitar el camino de redención. O sea deberá purificar, transmutar y transfigurar su propia naturaleza en luz.

Es un gran desafío pero vale la pena intentarlo, porque existe una ayuda inconmensurable, el solo debe dar el primer paso hacia lo que depara la trascendencia. El conocimiento de la totalidad y el poder llegar a la unidad.

Somos luz desde el origen y estamos constituidos por esa misma luz, revestidos de materia y personalidad. El arduo camino de regreso permite descubrir cada envoltura para llegar al corazón y por ende al alma.

El corazón  órgano de vida humano y el alma chispa de vida divina alojada en el mismo espacio. Nuestro cuerpo  está conformado por 8 sistemas interconectados a la unidad que contiene nuestra materia.

Estos sistemas cumplen diversas funciones, permiten por sobre todo existir.

Lo que intento decirles es lo siguiente; nuestros sistemas de vida humana y creación divina están relacionados, todos comparten un mismo proceso dentro de los ciclos que acompañan la evolución y  el despertar.

Desde el inicio hacia el mundo interno, para llegar a la fuente de luz, conocimiento y vida consciente, se nos fue entregando claves, las mismas permitían comprender como se unía lo interno, la superficie y lo cósmico hacia un mismo destino.

Los impulsos electro-magnéticos iban aumentando y por cierto nuestro cuerpo preparándose para acompañar dicha transición, lo micro y lo macro generan movimientos de tensión y resistencia, necesarios para dar el salto, el cambio que habría  de conducirnos hacia la expansión de consciencia y por ende de conocimiento.

La multiplicidad daba paso a la unidad, hoy podemos comprender más que ayer como el tiempo otorgaba a través de cada corriente la transformación.

Cada año al transitar el camino de la tierra descubríamos nuevos parámetros, estos nos ayudaban a continuar nuestra marcha,  las experiencias fueron otorgando credibilidad y confianza, nos fuimos entregando a la búsqueda de mayores conocimientos. Hasta llegar al encuentro de lo que hoy forma parte de todo lo creado y consolidado en este compromiso de SER.

El hombre es el instrumento que sirve al propósito de vida y evolución, dentro de esta gran escuela humana/divina. Simplemente debe recuperar su memoria para avanzar con fe y responsabilidad hacia su verdadera identidad.

Se necesita de tiempo cronológico y de tiempo oportuno para lograr unificar lo que conforma la creación, el creador y lo creado, y lo que el hombre comparte en esta etapa que lo conduce al estado consciente para co-crear su nueva realidad.

La decodificación celular, tiene que ver  con el aumento eléctrico de su sistema central y con la asimilación de  pequeñas partículas de luz,  constituidas desde el origen e impulsadas  para ayudar al  hombre cuando  emprende su regreso a casa.

La capacidad receptiva electro-magnética y solar permite desarrollar el cuerpo de luz  y adquirir el lenguaje interno y cósmico  en un solo nivel de conexión.

Es la oportunidad de ser co-partícipe de la mudanza entre el  mundo de la forma y la no forma. La materia humana y la materia transfigurada.

Los sistemas se acompañan y a través del tiempo/espacio nos dan la posibilidad de vivir lo inconmensurable que depara esta transición planetaria.

Se adjunta un audio en la entrada.

Con amor  Betty

El Llamado

Queridos hermanos lectores:

Cada día es único e irrepetible. Existen  dentro del tiempo/espacio momentos de oportunidad, impulsos internos que convocan y crean la frecuencia del despertar.

Son los llamados  los que otorgan al hombre  la posibilidad de  unificar materia y esencia  dentro del camino de  VIDA. Estos llamados existieron en el pasado y en el  presente, nos acompañan en este eterno compromiso de SER CONSCIENTES.

Si nos remontamos al pasado hubo un primer llamado, Abraham  fue llamado a crear el Pueblo de Dios.

El  llamado que realizó la Hermandad Blanca a Angel  Cristos  Acoglanis, tuvo otro sentido: asumir  y acompañar el despertar del mundo interno para revelar el CAMINO DE RETORNO.

A partir de allí, la  esfera de luz que corresponde a  “ERKs, mundo interno”;  nos fue revelando el propósito  que une lo humano y lo divino dentro del camino y en cada ciclo/tiempo oportuno,  fueron otorgando  las claves que habrían de conducirnos  al conocimiento de un compromiso sellado por AMOR Y VERDAD.

Estos períodos, permitían interconectar las esferas  internas con los planos externos y cósmicos  para así conducirnos hacia el objetivo que marca la “LEY DE RETORNO”.

Recorrer el camino interno y cósmico nos permitió ver las diferencias entre el sentir y el hacer. La entrega y el saber nos conducían progresivamente al conocimiento de la alianza;  pero aún faltaban los tiempos marcados por el calendario terrestre para vivir  lo inconmensurable que aportaría la luz de la perpetua unidad.

Se necesita de tiempo y de  espacio para desarrollar lo bueno, lo bello y sagrado que existe dentro del hombre;  las pequeñas partículas de luz son  como las semillas necesitan de un suelo propicio para  germinar, para madurar y permitirnos integrar  en la  gran esfera  que interconecta  el sistema solar.

Desde la apertura del portal de “ERKS, mundo interno”; 1983, se sucedieron varios llamados y todos ellos a la HUMANIDAD.

El llamado inaudible se realizó el 8-8-88.  El mismo fue  pronunciado por el PADRE/ DIOS  al ALMA. Es el alma quien percibe su voz  y responde al compromiso que lo ha de conducir a su propio DESPERTAR.

A partir  de ahí  el alma impulsa a su  naturaleza al conocimiento de sí mismo, con el objetivo de reconocer el proceso de transformación y ascensión. Este camino le otorgará la verdad y le revelará el compromiso de su alianza. Sabrá que el mismo asumió ser auto-convocado en este ciclo de transición planetaria y de re-encuentro con el CRISTO CÓSMICO.

Al  iniciar este pasaje inevitablemente se  ha de provocar fricción  entre materia y esencia, es el arduo proceso que irá conduciéndolo al despertar de lo divino. Deberá reconocer lo histórico y revelar lo interno, deberá encontrar lo sagrado que aguarda la unidad. Por ello irá aprendiendo a reconocer la dualidad a vivir balanceando  cielo y tierra, para llegar a ese nuevo espacio dentro de sí mismo y así re-encontrar lo que aguardó por tiempo concretar.

El alma elegirá cuando llegar a ese encuentro, es por ello que cada peregrino tiene un día de oportunidad, es el compromiso de SER, SENTIR Y SERVIR.

Este llamado no nos coloca ante una obligación, sino ante un compromiso de fe, de entrega y amor. Elegir avanzar por el camino mayor será todo un desafío, pero deberán recordar que quien lo asume está preparado para vivirlo.

Quiero a su vez relacionar la fecha en que se dio el llamado.

Como han observado, 8/8/88 , este número 8 simboliza un circuito cerrado, como así mismo representa la ley de correspondencia o manifestación divina, como es arriba /es abajo,  si lo dibujan acostado representa el infinito, el alfa/omega, principio y fin. También el mismo está relacionado con las octavas sistemas que conforman los niveles de frecuencia de nuestro cuerpo físico/etérico, y a su vez con el sistema Espejos. Vía  que desarrolla la frecuencia/resonancia bajo los acordes divinos, emitidos dentro de ciclos que oportunamente conducen al hombre a su despertar.

Los sistemas son parte del diagrama divino, conforman la unidad electro-magnética que ha de proporcionar al hombre  la TRANSFIGURACIÓN.

Los sistema se relacionan desde lo interno hasta lo cósmico, desde lo micro a lo macro. Por ello hablamos de sistema cósmico, solar, planetario. Existen 8 sistemas en nuestro cuerpo y a  su vez estamos constituidos por 3 octavas que desarrollan y alinean cuerpos y alma dentro del proceso de transformación. Nuestro mundo también está conformado por sistemas: político, económico, social, religioso, educativo etc.

Cada ser eligió su tiempo de contacto, de comunión, su tiempo de re-encuentro debió por cierto, auto-conocer sus reacciones sus limitaciones para confiar y creer en su propia decisión de continuar respondiendo a su sentir interior.

Debió el hombre; aprender a escuchar y acallar  las innumerables voces de su interior, para así reconocer la voz de su alma. Para seguir siendo el mismo, simplemente consciente de lo que deparaba su propio camino de búsqueda y despertar.

Por esta razón cada ser llega cuando debe llegar… algunos lo emprendimos antes porque debíamos reconocer las señales que marca el camino de la integridad. El compromiso del saber y la confianza que despertó el crecer.

A los 20 años después del primer llamado (8-8- 2008) se realizó el segundo llamado, el que determinó la MADRE, MARÍA (en la era de piscis) TAYKUMA (nombre que hoy posee dentro de la era de acuario) ella en dicho llamado instó a la materia asumir el DESIGNIO DE DIOS, “un compromiso de unidad y retorno”.

Un sentir para ser consciente de lo que existe en lo interno y lo que aguarda en lo divino adquirir.

Deseo  agregar lo siguiente, el hombre a los 20 años está considerado maduro físico/emocionalmente. Esto significa que nuestra naturaleza estaba preparada para sentir de manera diferente, esta pronta asumir lo nuevo, lo que deparaba el designio divino. Y ello significa ACEPTACIÓN Y ENTREGA.

Son dos palabras que encierran un mismo desafío simplemente dejar SER, dejar FLUIR lo divino en lo humano. Al hombre le cuesta aceptar y por sobre todo entregarse…a lo desconocido, es por ello que a cada paso pequeño o mayor tiene la posibilidad de abrirse, de entregarse de saber, de comprender, de creer…

Al año siguiente (8-8-2009) nos convocaron desde Ibera laguna, este centro interconectado con el centro de Ibera océano, complementan el proceso alquímico necesario para la transformación  y transfiguración celular. Está ubicado en la zona noreste de Argentina, en los Esteros del Ibera y,  está relacionado con la mente…

Este llamado lo realizó el CRISTO HISTÓRICO/RESUCITADO, el mismo que nos convocó al re-encuentro, a esta ALIANZA ETERNA, al compromiso de ser conscientes de lo que significa RECONOCER, REVELAR Y MANIFESTAR LO DIVINO DENTRO DE UNO MISMO.

Todo ser humano, tiene la oportunidad de auto-conocer su materia y su esencia, tiene la posibilidad de trascender su tiempo/espacio y alcanzar la libertad. Comprometida por el despertar y la recuperación de la decodificación celular que ha de permitir transfigurar su materia en luz, acompañando el salto cuántico que vivirá el mundo tridimensional.

Deberá por cierto reconocer este compromiso divino, recuperar su memoria y vivir su propio camino de auto-transformación, basado en la REDENCIÓN.

Por ello podrá revelar su propio CRISTO INTERNO, el sentir, la conexión y el contacto con su ser superior, con lo sagrado que descubre en el camino de sí mismo. Habrá aprendido a crear su propio templo porque su materia es el instrumento que ha de proporcionarle esta nueva realidad en transición.

Fue el tercer llamado, permitiendo abrir un portal ya que la suma (2009 da 11) esto significa que la corriente de orden divino aportaba a la humanidad, la afirmación de un legado de vida y comunión.

El compromiso de continuar asumiendo la transformación que otorga la ley del despertar.

A partir de ese entonces, llegábamos al año 2010… la suma nos indicaba el número 3, esto significa que comenzaba a partir de allí un proceso de transformación a nivel planetario.

Como he informado en páginas anteriores, los sistemas se unen creando las reacciones y permitiendo los cambios oportunos que dentro de la ley de retorno acompañan el salto cuántico.

Es por esta razón que el hombre está siendo impulsado por el movimiento que genera el ORDEN DIVINO y que acompaña el cambio dentro de su propio organismo.

Hasta el año 2012 acontecieron innumerables procesos de transformación dentro del sistema planetario, solar y cósmico, a su vez dentro de la capacidad receptiva interna del hombre acontecieron grandes transformaciones, conduciendo gradualmente a este hacia un compromiso mayor.

Hoy a pocos días del 8/8/2015 (la suma de este último año da como resultado el número 8) significa que se DARÁ UN NUEVO LLAMADO una nueva OPORTUNIDAD. Será el llamado del CRISTO CÓSMICO su nombre es SAMANA.

El  ha de llamar a todo ser a vivir el compromiso de MANIFESTAR AL CRISTO CÓSMICO.  Significa  crear la red etérica/cristica  a través de cada ser, de cada cuerpo físico, como instrumento catalizador de energía cósmica e interna  para  que el CRISTO se manifieste en la luz y el amor que determina el crecimiento y la transformación mayor, generando el proceso de atracción y ascensión. Todo ser que vibre bajo la nota de resonancia conformará la unidad magnética determinada por el AMOR DIVINO.

Todo lo que acontece durante estos últimos años, marcan el proceso de transformación y la posibilidad de SER CONSCIENTES DE LA DIVINIDAD. El hombre debe aprender a vibrar bajo la escala de AMOR DIVINO. Dentro de la luz del corazón y el alma bajo el sentir que otorga la entrega y la percepción e intuición que se genera cuando se alinea con el objetivo que representa la VIDA. Dentro de los ciclos que lo han de conducir hacia el HOGAR.

Con Amor.

Betty

Camino de Retorno, camino de ascensión…

El hombre aguardaba un cambio global a fines de 2012…el mismo no ocurrió tal como esperaba. Si bien el cambio se dio…

Hoy  transitamos un camino y un sentir totalmente distinto, tenemos un mayor  conocimiento del salto cuántico y  sabemos que el mismo oportunamente se ha de vivir…

El proceso macro y micro cósmico conducen inevitablemente a esta transición, necesaria para el mundo como habitad y al hombre como parte de esta unidad.

Por ello haré una breve reseña entre el origen y  los tiempos que nos acercan a dicho movimiento de unión y trascendencia.

El hombre de superficie comienza a participar indirectamente en el año 1976 para hacerlo directa y conscientemente desde el año 1983.

En el año 1976 en la localidad de Salto, Uruguay, en el campo AURORA, de Angel  Maria Tonna, desciende por primera vez una nave, “ovni” objeto volador no identificado…por así decirlo…

La presencia de la hermandad extraterrestre, tiene un sentido y un hacer que iría revelando de ahí en más para muchos hermanos  un compromiso de vida y comunión.

Angel Maria Tonna dueño de aurora, es quien vive este primer contacto  y recibe las primeras informaciones del Comando Asthar. Máxima Jerarquía Espiritual convocada por el Cristo Cósmico “Samana”  a colaborar dentro del plan Evacuación, Rescate y Despertar. El representante de la hermandad fue Nicolás.

Es el inicio, una nueva luz nace para la humanidad, para el hombre de superficie, un compromiso que comienza a ser revelado y a compartirse en  silencio hasta el tiempo de oportunidad.

Debemos en primer lugar  comprender que existe un plan y un propósito determinado por la ley de retorno. Les he de revelar lo total y la unidad…

Existen  diez  centros intra-terrenos, también llamados  esferas de luz, o islas de salvación,  dentro del plano interno  de la tierra.  Fueron estos  activados entre los años 1976 y 2007; ellos constituyen  el nuevo cuerpo planetario. Los mismos  están ubicados en América del Sur, Europa y Asia. Coexisten con nuestra realidad, poseen frecuencias luz, creadas por sistemas de octavas bajo registros de orden divino.

Para ser más explícita la tierra está gestando una “nueva tierra”,  en comunión con los planos de superficie y el sistema planetario. Nuestro mundo  es un ser vivo que ha comenzado su propio renacimiento.

Aurora  es el primer  centro activado dentro del mundo interior  y desde el plano físico/etérico la nave  ALFA  complementa el proceso de Sanación, reconciliación y  reestructuración electro-magnética planetaria y humana.

Después de  39 años de camino e integración  poseemos  un mayor conocimiento de las actividades que desarrolla  cada esfera de luz. Quiero por ello invitar a mis queridos hermanos lectores a comprender como integro  cada ciencia, cada enseñanza para así con simplicidad comprender la multiplicidad de elementos que proporcionan el cambio mayor.

Si observan la suma total del año 1976  da como resultado el número: 23, si volvemos a sumar para lograr un solo dígito este será 5;  el mismo está relacionado al 5to rayo: “conocimiento concreto” y con la nota DO menor. Frecuencia vibratoria de orden  material.

Aurora  es el amanecer de un nuevo día, conduce al hombre al conocimiento de su naturaleza física, emocional, mental, espiritual, búdica, atmica y monádica.  Será por ello el Conocimiento de su propia materia, su naturaleza como instrumento  y la oportunidad que se le brinda de utilizar distintas “claves” para sanar, reconciliar o re-estructurar su propia vida en el transcurso de su camino de evolución.

Por ello deberá comprender que la luz es energía y que su materia está compuesta por la misma. El cuerpo físico posee una nota interior, genera una frecuencia y crea una resonancia permitiendo vibrar bajo una determinada escala. Esta puede ser armónica o inarmónica dependerá del grado vibratorio que alcanza cada cuerpo.

Los procesos de sanación, reconciliación y re-estructuración pueden ser físicos, emocionales, mentales y espirituales. Todos ellos relacionados al cuerpo material “humano” y están comprometidos con lo que se denomina REDENCIÓN.

*El cuerpo está constituido por siete envolturas a saber: físico, emocional, mental…estos tres cuerpos  conforman lo que se denomina  cuerpos inferiores.  El cuerpo espiritual, o” cuarto cuerpo” es el conector entre los tres cuerpos inferiores y los tres cuerpos superiores; el cuerpo búdico (cuerpo de luz) el cuerpo átmico( el constructor) y el cuerpo monádico(yo soy)*

La redención  está  compuesta por tres palabras claves, purificación (agua) transmutación (sonido vibración, alquimia)  transfiguración (luz). Y se genera en los cuerpos inferiores.

Cada cuerpo reacciona distinto, cada ser vive, siente y crea de manera diferente, somos únicos e irrepetibles. Poseemos cualidades y también defectos.   Aurora nos proporciona  un nuevo principio, el mismo ha de servir para  auto-conocernos, para aprender aceptarnos, para sanarnos, desde lo físico y por ende desde lo mental y emocional ya que estos cuerpos  desencadenan innumerables  dolencias.

Nos otorga a su vez, la posibilidad de sanar la relación con Dios, con uno y con los demás… Es la oportunidad de reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestros sentidos, dolores  y, situaciones.

La zona física de Salto,  posee aguas termales, necesarias éstas para brindar al hombre la posibilidad de re-estructuración, ya que a través del tiempo vamos cristalizándonos, tornándonos rígidos por las circunstancias de vida o experiencias. Las aguas termales, permiten relajarnos, descontracturarnos, ayudan a flexibilizarnos.

Salto es el lugar donde se encuentra este campo y la misma hace referencia al salto cuántico…casualidad o causalidad… también observen lo siguiente:

Uruguay, la sigla URU…dentro del idioma irdin, significa VEN. Por ello la frase URU URU MAGUK SIKIUK,  significa: Ven, ven, hermano mío.

Estos tres aspectos hacen una vez más al propósito de revelar, de encontrar y vivir desde lo simple lo inconmensurable de la creación y el sentido que otorga el regreso al hogar.

Hay varios aspectos más a tener en cuenta; este centro energético está relacionado con la MADRE con MARIA. Ella  es quien otorga a la materia la gracia divina. Desarrolla una nueva frecuencia luz, permitiendo activar  la re-generación celular…

Observen además el nombre del dueño del campo Angel MARIA  Tonna. Cuantas casualidades o causalidades…

Hoy,  dentro del área de superficie que complementa dicho centro, se encuentra entronizada la imagen del Santo Padre Pio. Su gruta está ubicada muy próxima al barranco, mientras el campo detrás es extenso; esto  llamó mi  atención y por ello pregunté a la hermandad.  Contestaron que solo dos o tres personas pueden estar ante la imagen, ya que dicho proceso de reconciliación y sanación es personal. Se necesita por ello reflexión, decisión y reconciliación…

La presencia de las naves fue física. Hubo  marcas y manifestaciones que determinaban los descensos. Hoy coloco en este blog la que simboliza al centro energético Aurora;  como a su vez  aquella que determina el principio y fin de un propósito que marca el CRISTO en su retorno y re-encuentro.

Muchos seres llegaron hasta este lugar, algunos buscando el fenómeno, otros la cura…la esencia de aurora está constantemente creando y manifestando un mayor  nivel de frecuencia luz,  para que el hombre pueda sanar no solo lo superficial sino lo profundo que aún resta para alcanzar la unidad.

En el año 1983, siete años después de iniciarse la actividad de AURORA. Don Angel Maria Tonna, le transmite a Maria Isabel  Mur, médica del equipo de Angel Cristos Acoglanis el mensaje que  la  hermandad le entregó:
“Los hermanos del espacio necesitan de un ser que ceda sus  brazos”…

Angel Cristos Acoglanis, acepta el llamado… y no solo entrega sus brazos sino también su propia naturaleza: la misma fue el  instrumento que utilizó Saruma un ser proveniente de las Pleyades,  para cumplir con el  propósito que rige el despertar humano/divino entre el cielo y la tierra.

Así comienza el camino del auto-conocimiento y la revelación del proceso que desde allí iríamos a vivir en el transcurso de nuestro DESPERTAR.

Vuelvo a repetir casualidad, causalidad o coincidencia… ambos nombres con idénticos reflejos…Angel Cristos Acoglanis, asume el camino de retorno, el compromiso de ser comunicador y portero de la Ciudad Dorada de ERKS.

ERKS significa:  Encuentro de Remanentes del Kosmos Sideral.

Esta ciudad Dorada,  dentro de la esfera interna planetaria posee una frecuencia CRISTICA /BUDICA.  Nos ha legado el camino del encuentro y el despertar de lo divino en el gran proceso que conduce al hombre al conocimiento de sí mismo, y la oportunidad de ser UNO dentro de su propio tiempo/espacio.

Si nuevamente volvemos a sumar el año 1983, nos  da 21  y si lo llevamos a un solo dígito da 3.  Muy significativo… En primer lugar lo relacionaremos con el 3er rayo: adaptabilidad o inteligencia activa. El hombre ha de expandir su consciencia para adquirir conocimiento, se ha de adaptar al movimiento para avanzar despojándose de todos sus temores y reencontrando sus valores, dentro del ciclo que lo ha de conducir al Despertar… también  lo habremos de relacionar con  los tres planos, interno de superficie y planetario. Los tres  grupos almicos: voluntad/poder, amor/sabiduría, inteligencia activa/adaptabilidad.  Los tres llamados: inaudible, consciente y reafirmación de votos.

Los tres cuerpos que conforman  la totalidad e integridad de la personalidad. Materia/alma/ mónada.  Las tres notas que corresponden al desarrollo y al conocimiento del despertar.  Y los tres  procesos que determinan el compromiso con la Gran Hermandad Blanca, evacuación, rescate y despertar.

Esta esfera de luz representa el camino de retorno. Adjunto la síntesis que iré desarrollando a lo largo de nuestros encuentros. Un camino de vida y todo un legado que enmarca el  DESPERTAR.

Continuará…

Con Amor y Luz! Betty

Scan0004

Marca que deja la primera Nave en la Estancia Aurora

Símbolo Aurora

WP_20150715_16_09_07_Pro

Síntesis del Camino de Retorno

Bajo la Nota de Manifestación Divina, Ultima Parte

Queridos Hermanos lectores, continuando con la entrada anterior:

La Tierra ya está viviendo el suceso más impresionante que puede existir dentro del plano de la creación, el RENACIMIENTO.

 El CRISTO avanza irradiando, manifestando e iluminando el camino de la Trascendencia.

Hoy, tenemos la posibilidad de arraigar  las partículas de luz, que él mismo emana, para así gestar al  HOMBRE nuevo, a través de una consciencia que se expande y que se integra al designio del Padre.

Por ello es necesario VACIARNOS para recibir dentro de nosotros la energía que dará vida a la verdadera transfiguración. Este proceso de vaciamiento, está relacionado al plano mental, debido a que este genera la mayor dificultad  en el proceso de transformación y transfiguración material. La mente tiene preconceptos, ideas y formas pensamientos que inciden en todo momento sobre la NO posibilidad de transformación material. Relacionado por sobre todo a la supervivencia.

Es importante comprender que la evolución nos aporta  una mayor expansión de consciencia, esto quiere decir: más luz más conocimiento para ACEPTAR, el proceso de transfiguración, liberando y a su vez permitiendo al hombre, concientizar su verdadera identidad.

Solo al transformarnos en seres receptivos dentro de un nivel mental superior, podemos abrirnos al estímulo del nuevo nivel de conexión e integración divina. Ya que dicho proceso estará vinculando mente y corazón producto de la influencia eléctrica  que se genera desde la mente y la atracción que se crea desde el corazón.

Otro aspecto a tener en cuenta: la mente representa el propósito de dios, el corazón es el órgano de vida material y el alma es el núcleo de vida divina, al conectar mente y corazón o sea propósito y vida humana percibimos la esencia divina, porque descubrimos la unidad latente entre ambas realidades comprometidas por la Verdad.

Existe además;  el tiempo del Espíritu o de la Madre el KRONOS, este es el tiempo creado por el hombre. En el transcurso del tiempo cronológico se nos aportó conocimiento, revelación, permitiéndonos madurar.

Hoy sabemos que la MADRE  es la puerta del kairos  (la oportunidad)  ella nos conduce al encuentro del CRISTO CÓSMICO, al proceso de Renacimiento.

Es la Madre quien crea la plataforma interna y cósmica para vivir este RE-encuentro. Ella nos ha legado esta posibilidad de ascender.

A través de los Espejos “sistema de comunicación cósmica”  la Madre como reina y Señora de todo lo creado Refleja la  luz de un nuevo SOL

Conduciendo a la humanidad hacia los tiempos de Luz. Creando el Cuerpo de luz (materia transfigurada) Revelando el lenguaje de Luz (la tríada espiritual) y Manifestando la fusión con la  Luz, (iluminación, irradiación e integración).

La Luz disipará las tinieblas aportando el conocimiento mayor, permitiendo al hombre el RE-encuentro con su origen y el proceso mayor de Integración.

El hombre desde lo individual, la humanidad desde lo grupal tienen hoy la oportunidad de vivir lo desconocido, lo divino, que ha de cimentar  el renacer.

Los tiempos de luz son tiempos de manifestación, interconectados al Plan de Dios. Para que se manifieste y se conozca el designio, deben alinearse los planos interno, superficie, sistema; micro y macro-cósmico, permitiendo de esta manera traer a través del movimiento de ascenso y descenso las energías correspondientes al período a ser desenvuelto,  dentro de uno y fuera de uno, este “fuera” es concerniente  al plano que comparte la transición.

Cada ciclo está compuesto de tiempos marcados cronológicamente por siete años, esto representa la  apertura de una puerta, permitiendo conectar niveles dentro de un MISMO  plano; o ciclos de once años; en el transcurso de  ese tiempo se abre un portal, descendiendo a la tierra un mayor caudal de luz, provienen desde el nivel macro-cósmico, provocando esta lluvia de estrellas o  partículas  LUZ, creando reacciones en todos los planos ya interconectados, e incrementando el grado de receptividad  y transformación debido a la conexión entre el Sol Interno, el Sol de Intermediación y el Sol Central.

Hablar de luz es hablar de vida, de origen, de fusión de átomos, moléculas y células; amalgamando materia y esencia: LUZ. Es la existencia quien permite lograr la evolución. Los registros históricos, han demostrado  en cada oportunidad la vida y su eterna  evolución, hoy llegamos a un tiempo crucial, de verdadera transformación y trascendencia.

Está marcado el cambio dentro de etapas previstas por la ley de retorno y el camino se adecua para el  progreso de aquellos seres que conscientes comparten el programa determinado por el Gobierno Celeste Central.

Al unir los ciclos para consumar el proceso de evolución de una espiral cósmica, (denominado manvantara) se realiza primeramente la SÍNTESIS, en cada uno de los planos y en cada nivel que se desarrolla la vida, permitiendo de esa manera comprender lo que originariamente   fue dando vida a la inconmensurable grandeza de mundos dentro de planos micro-cósmicos sujetos a niveles de interconexión macro-cósmico.

Son estos, momentos de grandes revelaciones, en donde el enigma del pasado en el presente deja paso al futuro aunque incierto probable para vivir lo inconmensurable.

Si nos remontamos al  génesis  LA CREACIÓN,  determinó  el MOMENTO OPORTUNO  donde  Dios  da vida a su gran obra.

En cada vuelta de esa  espiral  rige un acorde de manifestación establecido dentro del tiempo y espacio que requiere dicha evolución.

Nuestro mundo ha pasado por distintos ciclos de vida y dentro de ellos innumerables momentos de transición, pasos necesarios para la constante y permanente presencia del hombre dentro del mundo y dentro de los niveles creados para  así reconocer su propia identificación divina.

La luz como origen dio vida a la coexistencia planetaria/cósmica. De esta manera observamos lo micro: el planeta y los distintos reinos que lo conforman  y lo macro cósmico, el sistema en el cual estamos integrados.

Dentro de nuestro mundo, este que conocemos y que lamentablemente  no hemos aprendido a reverenciar como es debido, existe una luz que permanece encendida desde el origen hasta el fin. Esta luz es el sol interior, muchos la conocen con el nombre de energía IGNEA. También denominado  Fuego Sagrado;  contiene  en su núcleo registros del mismo sol central.

En la actualidad esta corriente  activó  un “campo luz” de mayor interconexión,  uniendo los pasajes creados entre  planos y  tiempos de evolución.

Estas  corrientes energéticas  relacionan cada nivel creado con el correspondiente reino  en transición e  integrando a su debido momento al sistema planetario.

El Sol Central contiene la clave que determina  la creación. Son sonidos que al ser emitidos repercuten dentro de los planos de manifestación permitiendo la  evolución. La luz es sonido y color, el prisma proyecta la multiplicidad de colores y formas.

Este Sol Interior: es el  que da vida a la existencia interna, a los planos que dentro del proceso de conformación geológica permite el programa de desarrollo material. Podría decirse que está ligado al mundo concreto. A la existencia terrestre, lugar de desarrollo de experiencia humana e interconectada con cada reino evidente.

De esta manera lo interno y lo cósmico comparten el proceso que desentraña la existencia de cada elemento y de cada grupo álmico constituido para la evolución.

Es por ello que dentro del  tiempo de oportunidad bajo los órdenes ya predeterminados por el GRAN HACEDOR, se aliñen todos los reinos al programa de reintegración, todo se ha de  mover sujeto al plan que determina la ley mayor.

Los soles INTERNOS  COMO FUEGO IGNEO, EL SOL DE INTERMEDIACIÓN como consciencia expandida  en el hombre consciente e identificado con sus pares, y el SOL CENTRAL núcleo interno de nuestro Sol visible,  entrarán  en resonancia bajo la ley de ascensión.

Juntos  irán a  provocar el movimiento necesario para vivir la mutación adecuada a la ley de  integración y trascendencia.

La hermandad de luz de la tierra,  así, se les llama a los seres conscientes y comprometidos con el plan de DIOS, sirven  de pilares entre el cielo y la tierra, creando el puente dorado de la comunión.

El Sol Mayor comienza de esta manera a emitir las ondas magnéticas atrayendo lo afín, para dar cumplimiento a los ciclos que ya están fijados en el camino de la transición.

Hoy, ya poseemos información de la existencia de mundos internos, tenemos conocimiento de las interconexiones entre la superficie y los reinos que conforman la gran esfera de vida tridimensional.

Al estar sujetos al tiempo de reformas nos coloca a cada uno ante la reflexión y la comprensión para así tener conocimiento de la conexión que se realiza entre los planos terrestres y los cuerpos humanos.

Cada uno posee en su interior esa luz, existe como siempre similitud, es necesario darse cuenta que todo rige hacia  un mismo nivel de evolución, y aceptar el desafío de integrar lo interno, la superficie y lo cósmico será en nosotros un verdadero acontecimiento que determinará la gran posibilidad de retornar.

El Sol de Intermediación al que hago referencia, se lo denomina también como el  TEMPLO MAYOR DE LA ESFERA,  existente dentro del plano interno de la tierra y; a su vez está conformado en la superficie por la humanidad como HERMANDAD DE LUZ consciente, debido al desarrollo de luz generado por  la  expansión de consciencia, confiriéndole una capacidad inherente en el transcurso de la vida terrestre sujeta a la experiencia y al testimonio  que cercioró dentro de si mismo.

Al hablar de interconectar la luz de la  mente, ”conocimiento” luz del corazón “amor” y luz del alma “integración” estoy refiriéndome a ser conscientes de las reacciones que conferimos como materias humanas despertando el sentir del  alma, tornándolos en  seres capaces de irradiar la luz y el amor que poseemos dentro de nosotros mismos.

Esta unidad lograda permite a través de seres afines “humanidad/hermandad” concretar tan ansiado proyecto que ha comenzado en el origen  (como almas) y que hoy tiene la posibilidad de finalizar(como seres humanos conscientes) permitiéndonos dentro de este  ciclo trascender hacia una realidad de mayor evolución.

La integración de estos TRES SOLES como los he llamado, es análoga a los tres  aspectos divinos, “materia/alma/monada” a los tres grupos álmicos, “voluntad poder, amor sabiduría, inteligencia activa” a las tres llamas existentes dentro de la naturaleza humana mente/corazón/alma.

Es el poder del amor manifestando la verdad en el camino de la integración.

Es la LUZ QUE VUELVE AL PADRE siendo consciente de un propósito y un camino que le dio la oportunidad de vivir lo material y lo esencial para ser lo inmortal.

Tenemos hoy,  que aprender a percibir y comprender el lenguaje de luz, incorporarlo  para así despertar la última nota de INTEGRACIÓN.

Si observan las noches ESTRELLADAS verán el diagrama que interconecta lo planetario y lo cósmico, lo interno y lo humano, revelando el sentido de esta realidad que trasciende hacia la fuente original. Se denomina a esto el camino de las estrellas. La vía láctea relacionada con la nota LA. Que es la nota de continuidad…

El hombre debe aprender a VER, a SENTIR, a RECONOCER, la conexión entre la materia y la luz, entre el origen y el fin que siempre lo ha de conducir hacia la unidad; de donde partió y hacia donde vuelve con la experiencia que otorga la vida junto a sus hermanos en el camino de evolución.

Con amor Betty

Bajo la Nota de Manifestación Divina, Segunda Parte

Queridos hermanos lectores:

Pretendo a través de cada informe colocado en mi blog, conducirlos hacia la unidad, basada esta en un conocimiento transmitido desde la Gran Hermandad Blanca, reflejado y asumida en la cotidianeidad. La misma es una experiencia de vida y de conexión interna y cósmica.

En cada párrafo encontrarán no solo información sino también un conector entre su mundo interior y el despertar mayor. Simplemente perciban, sientan, disciernan, comprendan que existen innumerables contenidos y que todos ellos alineados a un propósito que se denomina DESPERTAR, los acompañará a dicha expansión e integración.

Continuado la entrada anterior:

A su vez esta nota “RE”, está Relacionada con la LUNA, desde la antigüedad se sabe que las fases de la luna influyen sobre nuestro planeta, en las mareas, el clima, el crecimiento de las plantas. Y también inciden  sobre la naturaleza humana.

Hoy podemos comprobar cómo las fases de la luna han incrementado su luz. Haciendo notar en  muchas circunstancias un rápido crecimiento entre cada uno de sus ciclos, constando los mismos de siete días,  provocando a su vez una mayor intensidad de reflejo.

La luna, emite el reflejo de la luz del sol, el porcentaje de luz en las fases creciente y menguante es de 7% y en la luna llena de 8%. La luna llena  en cada etapa provoca un mayor estímulo eléctrico tensionando  materia y esencia hacia un mayor nivel de adaptación.  La misma simboliza el camino iniciático, hoy se la considera el espejo que emite la luz de la integración, de los denominados “cuerpos inferiores” tras el proceso de purificación y transformación, para así configurar el cuerpo de luz.

Cada una de las fases posee un registro conforme al tiempo espacio que rige el camino interno, externo. Si bien sabemos que la luna es un satélite de nuestro mundo, conforma y aporta un sentido indiscutible para la vida y su constante movimiento de transformación.

Los ciclos o fases lunares, permiten desenvolver cada etapa para la asimilación de una frecuencia dentro del nivel de vibración, acorde a la emisión generada desde el plano mayor.

La LUNA LLENA es el espejo de la noche y el SOL el espejo del día…

La incidencia que genera sobre la naturaleza planetaria y humana conduce inevitablemente a verdaderos cambios que cíclicamente permiten transformarnos.

Es importante comprender el movimiento que HOY generan ambas fuentes: SOLAR y LUNAR.

El Sol otorga vida,  atracción y magnetismo. La luna provoca electricidad y mayor movimiento de las corrientes internas y externa, permitiendo incrementar la sensibilidad, aumentada ésta por un mayor nivel de vibración,  conduciendo inexorablemente a la electrificación de células y partículas que conforman nuestro cuerpo material.

Ambos espejos o fuentes de energía micro y macro cósmica  conforman  día a día  un campo electro-magnético de intensa  repercusión planetaria. Mayor tensión, mayor atracción. (4ta ley cósmica) Conduciendo de esta manera a nuestro mundo hacia el salto dimensional.

En el tiempo actual el conocimiento que aporta la contemplación y la conexión,  proporcionan al hombre una verdadera comunión entre planos, reinos, planetas y estrellas, descubriendo el camino del cielo.

Es importante comprender que la luz permanentemente se proyecta dentro del mundo que habitamos, tanto de noche como de día, el propósito es entender el mecanismo de interconexión que conduce al hombre a la fusión. Al contacto y a ser consciente de lo que significa transformarse en una antena catalizadora  de luz.

Los seres y los reinos comparten este proceso de afinidad y receptividad permitiendo incorporar registros LUZ…. Repito: el campo lunar ha de incidir sobre las aguas, o sea desde el plano humano, sobre las emociones y la mente, estableciendo de esta manera un mayor estímulo tanto a nivel de sensibilidad  como  a nivel de electricidad… y desde el plano solar incidirán sobre la luz interior o chispa divina  y sus correspondientes conexiones. “Luz de la mente, luz del corazón y luz del alma”.

El nuevo Orden cósmico que rige este ciclo,  está sujeto al tiempo/espacio  provocando mayores alteraciones  dentro del planeta y por sobre todo dentro del sistema SOLAR. De esta manera podemos observar el impulso SOLAR Y LUNAR, CONJUNTAMENTE CON LA ENERGÍA IGNEA procedente del nivel interno planetario.

Debido a esto se han de producir alineamientos entre los planetas que forman nuestra órbita planetaria y constelaciones que oportunamente conducirán a nuestro mundo hacia la dirección predeterminada dentro del ciclo de transición.

Nosotros también estamos alineándonos a dicha dirección, si acompañamos  el orden interno y cósmico podemos  comprobar el proceso que vincula materia y esencia dentro del despertar.

Todo es armonía, ritmo y orden dentro del accionar divino, nada impide que los aspectos que conforman el origen y fin de un propósito sean interrumpidos por la falta de consciencia humana.

Es más, el hombre irá desarrollando y acompañando esta etapa bajo los cánones impuestos por ley de periodicidad. “esta ley otorga continuidad de  manifestación, dentro del tiempo/espacio que requiere el propósito de Dios. La misma guarda  el programa de ascensión y trascendencia humana planetaria.

Cielo y Tierra ya contienen los nuevos niveles de conexión, el hombre como elemento  conector debe aprender a responder al nuevo diagrama cósmico.

Ahora debemos adentrarnos en la fusión entre RE y SOL, desde otro ángulo Re representa la MADRE unida al PADRE nos permite revelar y a su vez avanzar por  el camino mayor…

Hoy el hombre debe SOLTARSE,  para vivir  lo nuevo, esto se logra con la aceptación y la entrega. Deseo profundizar este aspecto para que puedan comprender de forma simple lo que representa:

En primer lugar debemos ACEPTAR que hemos elegido LA VIDA o la experiencia de una vida humana como ALMAS…antes de encarnar, elegimos como y de qué manera viviríamos nuestro camino de evolución material esencial….para llegar al Despertar.

Hemos encarnado asumiendo materia humana, un cuerpo físico, emocional, mental, espiritual, búdico, monádico. Pero simplemente reconocemos lo tangible lo existente, lo que nos permite sentir, ser…

La experiencia que vamos adquiriendo y las etapas que vamos cumpliendo están delineadas en nuestro proyecto de vida humana, por ello existen las oportunidades, el TIEMPO OPORTUNO, entre una escala y otra para percibir el acorde sagrado, conduciéndonos de esa manera hacia el nivel de identificación esencial o divina…

Así comienza el desafío entre lo conocido y lo por conocer, pero el alma sabe y ella a de conducir a nuestra naturaleza hacia dicho fin…

Aceptar la vida es aceptar el propósito de Dios y, entregarnos, es asumir el desafío mayor…ya que en ello estará implícito, la tensión entre lo material  y lo esencial que nos ha de conducir a lo trascendental…

El camino de la evolución y el camino de la transformación son complementarios, ambos unen en cada  ciclo de vida lo adquirido permitiendo de esta manera, Reconocer la realidad interna, externa y cósmica manifestada desde el origen.

Al avanzar constantemente aprendemos a sortear las dificultades propias que marca la Transición, y al  volvernos más conscientes  atraemos las corrientes afines a la unificación entre los planos micro y macro-cósmicos,

Tornándonos en seres co-creadores dentro de la realidad existencial,

Hoy ya nos sentimos parte e integrados al propósito de dicha manifestación; por ello comprendemos como y de qué manera vivimos esta TRANSICIÓN PLANETARIA.

 A medida que fuimos ascendiendo a cada uno de los planos, creábamos el arco de interconexión entre la fuente interior “identidad humana” y la fuente mayor “identidad divina”  el SOL, esto   fue aportándonos expansión de consciencia y conocimiento. Identificándonos cada vez más con nuestro origen y nuestro Retorno.

El tiempo como ya les informé; Representa,  la cuarta dimensión; si bien podemos medirlo, no podemos detenerlo, el mismo permite la asimilación y la evolución de las corrientes que sirven al propósito de la transición.

Debemos por ello saber más de esta dimensión, ya que la misma es el vínculo de mayor comunión entre una etapa “de vida y un propósito de evolución”.

Esta dimensión crea  el ritmo, el orden y  la frecuencia necesaria para el ascenso y descenso energético, dentro de cada ciclo predeterminado para la evolución material; humana/ planetaria.

Así en cada movimiento la materia asimila lo afín y  se adapta  al registro de un nuevo estímulo superior. La experiencia que desenvuelve en cada  tiempo  de manifestación le permite alcanzar  madurez interna o consciencia, externa o vivencia  y cósmica o integración.

Por esta razón es indispensable tener tiempo para reconocer, para crecer, ya que sin él no podríamos valorar el camino vivido y los objetivos dispuestos en cada etapa de nuestra existencia.

Hoy  en día debemos tener tiempo para SENTIRNOS, para RECREARNOS, desde lo humano y lo divino que conformamos. El tiempo  nos permite cumplir con cada etapa prevista dentro del camino kármico y dharmico.

Podemos además relacionar al tiempo “4Ta  dimensión” con el cuarto rayo, armonía a través del conflicto. Observándolo  de esta manera con  el nivel de tensión que se  genera entre materia y esencia  al incorporar y experimentar el proceso de trascendencia, o traspaso de plano.

De esta manera el tiempo enlaza ambos niveles de aprendizaje permitiendo el desarrollo de materia/ experiencia.

En  pocas palabras podemos definir al tiempo con TIEMPO DE  CREACIÓN, TIEMPO DE  EVOLUCIÓN  y HOY, TIEMPO DE RETORNO.

El contenido más importante que posee este ciclo es el siguiente:

 NUESTRA NATURALEZA HUMANA (3era dimensión) dispone HOY de un TIEMPO OPORTUNO (4ta dimensión) para CREAR EL ESPACIO INTERNO Y ASÍ GERMINAR LAS SEMILLAS DE LUZ QUE IRRADIA EL CRISTO COSMICO (5ta dimensión).
Este aspecto está permitiéndonos comprender como crear un espacio dentro de nosotros  para recibir las AGUAS DE ACUARIO. AGUAS DE LUZ, DE TRANSFORMACION Y TRANSFIGURACIÓN.

Existe el tiempo del Padre, AERON está relacionado con el RETORNO. Inicio y fin de un proceso de evolución marcado por la LEY DE DIOS.

Dentro de la creación existen  ciclos establecidos que han de cumplir inexorablemente sus tiempos acordes y concernientes al propósito dispuesto para  el desarrollo de lo humano y lo divino.

La obra de Dios otorga lo tangible y lo intangible, el desafío consiste en aceptar ambas realidades para así reconocer el propósito que marca el camino de la integración.

Hoy podemos considerarlo como un tiempo de gracia, de verdadera transformación, se nos otorga la posibilidad de vivir un salto dimensional. Si me permiten explayarme desde la óptica que hoy alcanzo a comprender, podría decirles que es un tiempo  ÚNICO, si bien, desde el inicio y el fin de cada raza, existieron momentos de inmenso aporte energético; éste es ÚNICO.

Todo a de mudar DIOS otorgará  nueva vida, nueva OPORTUNIDAD a la humanidad, y el salto nos permitiera reintegrar por misericordia divina aquello que nos une a  nuestra verdadera identidad.

A su vez,  se  percibe el nacimiento que está confiriendo  Dios a un nuevo sistema, ya no aquel conocido en el cual iniciamos nuestra experiencia evolutiva, sino otro, que contiene la referencia de un propósito sagrado, y en el cual estamos siendo insertados.

No solo ha de cambiar el mundo que habitamos, sino el sistema que conforma nuestra coexistencia planetaria. El diagrama sagrado ha de conformar en este tiempo LA FLOR DE LA VIDA, ascendiendo en luz, amor y alegría al encuentro del HIJO DE DIOS.

El tiempo del Hijo es el KAYROS  también llamado tiempo OPORTUNO. Es este el tiempo REAL, el que nos está proporcionando la vida DIVINA, la gran posibilidad de ser y comprender el verdadero camino de trascendencia.

Es el Cristo Cósmico que está Irradiando  hacia la Tierra, su LUZ Y SU AMOR, es  la humanidad  que siente la atracción.  EL es el gran imán cósmico, que atrae a todos aquellos seres que contienen dentro de sí la referencia vibratoria de su esencia, la luz y el amor de su integración.

El a su vez representa al AVATAR DE SÍNTESIS.

Se entiende como tiempo real el AQUÍ Y AHORA lo que debemos vivir día a día, para así re descubrir nuestra verdadera identidad, nuestro sentir y hacer, para seguir el camino de la inmensidad.

Es la gran oportunidad que se le está brindando a la raza humana, la oportunidad de reconstruir su propia naturaleza material, recuperando su origen divino y aceptando el fin de un propósito marcado por alianza eterna.

Continuará…

Con amor Betty

BAJO LA NOTA DE MANIFESTACIÓN DIVINA

RE unida a SOL da LA

Acorde manifestado por la hermandad dentro del ciclo que compone el nivel de transición final.

Las octavas, fusión creada por frecuencias sonoras permiten revelar el sentido mayor de integridad y trascendencia que será  develado en estos encuentros.

Como he informado todo ciclo aporta el conocimiento y abre puertas que generan una mayor comunión e integración.

Cuando el ser está alineado al propósito el Cielo deja ver  el paso inquebrantable de su evolución.

ES EL MOMENTO DE COMPRENDER…

A medida que el ser humano a través de la aceptación permite el fluir y la receptividad de lo divino, comienza el verdadero proceso de comprensión que lo ha de conducir a la síntesis. De esta manera podemos visualizar el camino desde un plano mayor, y desde ahí seguir las señales que marcan el objetivo de la transición.

Había llegado el tiempo de dar forma al gran diseño sagrado, siendo parte y partícipe consciente del camino interno, externo y cósmico. Al debelar la hermandad esta resonancia sagrada pudimos comprender el sentido que fue otorgado por Dios desde la creación.

La nota de predominancia terrestre es la nota RE…unida a SOL da LA. Si bien fue un enigma en su primer momento, el lapso entre la recepción y el desenvolvimiento de asimilación fue generando la expansión, para así con simplicidad comprender lo maravilloso e inconmensurable del poder del CREADOR.

La luz desciende a la Tierra expandiendo la consciencia y creando el puente dorado del conocimiento integrado…

DESARROLLANDO LA FRECUENCIA

Nuestro mundo fue creado dentro de la tercera dimensión, la especie humana y cada uno de los reinos comparten el proceso de evolución acorde al nivel de desarrollo implícito desde la creación…

Todo ser que habita esta dimensión experimenta la vida a través de la función principal RESPIRAR. Sin este simple y muchas veces imperceptible  poder no podríamos existir…

En el transcurso hacia la ciudad dorada de Erks, se nos fue Revelando lo siguiente: somos seres  auto-convocados Remanentes, sujetos a una ley de Retorno, a medida  que transitábamos el camino íbamos  comprendiendo como y de qué manera hoy Repetimos el LEGADO marcado por el Cristo histórico.

Para ello debíamos  asimilar y crear dentro de cada uno, el vaso sagrado, logrando éste  a través de la Redención.

A medida que  el hombre avanza hacia la fuente, irá Reconciliando su naturaleza, asumiendo su destino. Deberá para ello  aceptar la Relación entre sus cuerpos y sus pares,  será el gran desafío que ha de confrontar su EGO. De esta manera irá Rescatando su verdadera identidad, Recuperando su memoria original. Logrará Revelar el camino de la ascensión.

Reconociendo lo micro y lo macro-cósmico, creará a través de sí el arco ascendente y descendente de su propia auto-transfiguración.

Aprenderá  a Re alinear Cielo y Tierra, “materia y esencia”  permitiendo Re-estructurar  su cotidianidad, sintiendo la atracción que genera el Respeto desde uno y hacia los demás, permitiendo de esta manera Re-establecer las correctas Relaciones humanas, función primordial para Revivir la hermandad…

Así el camino nos ha de Re-encontrar con el Cristo Cósmico, con SAMANA, EL nos legó no solo la Resurrección sino también a través de la alianza eterna el Retorno al hogar.

El Cristo Histórico,  nos enseñó la alabanza al Creador y lo creado; por medio de la oración Rezamos, permitiéndonos de esta manera crear la unidad entre lo humano y lo divino.

Toda frecuencia genera la Resonancia adecuada y Repercute dentro del tiempo y el espacio para así otorgar lo sagrado que aguarda al Ser Humano en su camino de REGRESO.

Este es un proceso de Realización material, esencial. Y en cada etapa nos permite Renovar los votos internos y cósmicos asumidos con Jesucristo.

Este camino re-encontrado nos ha permitido Reunirnos, Reconociéndonos por la afinidad de un sentir interior, de una búsqueda mayor.

Nos Religamos por AMOR, con la Responsabilidad  de lo que ello implica, con la fuerza y el poder que genera la atracción con la fuente mayor.

Hoy Resuenan las palabras del Cristo en la mente, en el corazón y el alma de cada peregrino eterno, elevando la frecuencia de su nota  por el poder Divino de su presencia.

Es su enseñanza que vuelve a transmitirse  Recomendando a cada hermano  como transitar el camino, como vivir desde la dualidad hacia la unidad.

Aprendiendo a diferenciar luz y sombras, Rechazando lo negativo, asimilando lo positivo, Reflejando la luz de la mente, el corazón y el alma.

Comprendiendo como y   de qué manera hoy tiene el hombre la oportunidad de Recibir por gratuidad a través de la contemplación e interiorización los dones que descienden a través del espíritu Santo.

Es la propia naturaleza humana que vive la Regeneración celular, tornándose consciente aprende a vencer sus miedos, quita las Resistencias, dejando fluir sin Retener sus propias corrientes internas y externas, evidenciando la fusión aceptando el desafío mayor SER HUMANO INTEGRANDO LO DIVINO.

A medida que el tiempo transcurre y el camino se Recorre, el hombre comienza a DESIDENTIFICAR  la materia, generando una mayor IDENTIFICACIÓN  con el espíritu…esto no significa que deja de ser HUMANO, simplemente aprende a integrar dentro y fuera de sí la cualidad que Registra desde el origen; permitiéndole  Reconocer la identidad humana e identidad divina.

Como pueden observar al cumplirse los ciclos de un camino de auto-conocimiento y habiendo aceptado el desafío de la auto-transformación llegábamos a reconocer cuan simple e inconmensurable es la OBRA DE DIOS.

 Continuará….

Con amor  Betty 

http://wp.me/p6oFFl-J